martes 12.11.2019
turismo masificado

Masificación en Mallorca: ¿cómo afecta el turismo a los residentes de la isla?

Palma de Mallorca lleva años siendo uno de los principales destinos vacacionales para turistas tanto nacionales como extranjeros. Esto supone una masificación en la isla y los residentes se sienten desbordados.
Aeropuerto de Palma de Mallorca. Wikipedia
Aeropuerto de Palma de Mallorca. Wikipedia

Desde hace varios años el Aeropuerto de Son Sant Joan de Palma de Mallorca es uno de los aeropuertos con más movimiento de Europa, con un avión despegando por minuto. En verano los aviones se ven obligados a retrasar los vuelos por el colapso que hay en pista, llegando a estar retenidos 40 minutos en algunas ocasiones. 

La población de la isla de Mallorca es de 859.289 habitantes (INE 2015), que se incrementan  en aproximadamente un 40 por ciento durante la temporada estival.

En Milla Cero hemos tenido la oportunidad de hablar con residentes de Mallorca que viven el colapso de la isla en primera persona.

Fonsa Serra es residente en Binissalem, un pueblo mallorquín situado en la Sierra de Tramuntana con una población de 8.316 habitantes en 2018. Serra tiene una propiedad para el sector turístico en el municipio mallorquín y vive principalmente de ello. A pesar de esto, reconoce que no todo el turismo de la isla es bien recibido: “Las islas viven del turismo, entonces esto favorece la construcción de nuevas carreteras, renovación de hospitales. Siempre y cuando este dinero se gestione más o menos bien… Por el lado contrario tenemos el turismo que, últimamente, está primando en Mallorca: el turismo barato, el que se ve en todos los medios. Un turismo de borrachera, tanto en Magaluf como en Platja de Palma. Este turismo es el que sale en la prensa”.

Serra admite que Mallorca necesita un turismo de calidad, y dejar un poco de lado al turismo de borrachera, el que da mala imagen. “El turismo para las islas es básico y desde mi opinión pienso que se tendría que filtrar un poco para que venga un turista de calidad. Además, ahora, con la reciente retirada de la compañía aérea Thomas Cook, muchas cadenas hoteleras se han visto obligadas a cerrar los hoteles antes de que acabe la temporada”. 

IMG-6416

Playa en Calviá. / Alejandra del Río

Xavi Ara, compañero de Milla Cero, ha trabajado en Balearia, que a diario hace la ruta Barcelona-Palma y vive en el centro de la ciudad. Coincide con Fonsa Serra en la aglomeración de turismo barato, pero confiesa que existen más tipos de turistas en la isla: “Tenemos un turismo cultural, que es el que se instala en los pueblos del interior de la isla. Y por otro lado el turismo que viene a la ciudad. Este es el turismo que nos interesa, y es totalmente bienvenido”.

wikipedia

Señal Calle Punta Ballena, Magaluf. / Wikipedia

Desde su experiencia como trabajador en temporada alta en el buque Rosalind Franklin declara que le impactó tanto turismo local en la ruta de Barcelona-Palma: “Principalmente era un turismo local, tanto catalán como mallorquín, y esto me sorprendió bastante, pero también había muchos turistas franceses. Estos turistas aprovechan para llevar su coche desde Francia”.

El turismo es útil si se hace un buen uso del mismo. Las Islas Baleares tienen mucho potencial y hay que saber cómo gestionarlo para poder sacar provecho del turismo.




 
Comentarios