jueves 24.10.2019
Autopilot: Coches autónomos

Tesla sigue apostando por la IoT: “La inteligencia artificial es el futuro del automovilismo”

Ante las fuertes críticas recibidas en los últimos años, la firma americana de vehículos de lujo, Tesla, se defiende apostando, nuevamente, por el uso de la inteligencia artificial y los dispositivos IoT (Internet of Things) con el reciente lanzamiento de la actualización de software de sus vehículos. 

Tesla Model S
Tesla Model S

Tesla lanzó el pasado viernes, 27 de septiembre, la nueva actualización de su software para los coches de la firma: Software Version 2019.32.10. Esta versión incluye un amplio catálogo de novedades de entretenimiento, como “Car-aoke” o el modo “Tesla Arcade” pero también mejora la seguridad de estos vehículos altamente tecnológicos y polémicos. 

Tras el lanzamiento, el 9 de Octubre de 2014, del primer Tesla Model S con autopilot incorporado, la compañía de Elon Musk optó por una visión de futuro fuertemente ligada a los avances tecnológicos más novedosos. Desgraciadamente, el número de accidentes en los que este sistema de conducción autónomo se ha visto involucrado supera con creces las cifras esperadas tanto por Tesla como por los consumidores que, en 2016, comenzaron a sentirse los “beta testers de un sistema incompleto". 

La empresa americana afirma que siempre ha apostado por la seguridad en sus vehículos. Actualmente, los Tesla Model 3, Model S y Model X son los tres coches más seguros jamás probados por la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad en Carreteras); es decir, son los coches más seguros que se pueden adquirir en Estados Unidos. La NHTSA afirma que “la función autopilot reduce las tasas de accidentes en un 40%”. Por otro lado, las estadísticas que manejan las grandes aseguradoras reflejan que la causa del 95% de los accidentes de tráfico son los propios conductores. 

Pese a que, a priori, pueda parecer que esta nueva actualización, repleta de contenidos multimedia, supone una distracción clara del conductor, Tesla afirma que el modo autopilot no se activa solo: lo activa el conductor, en el que recae la responsabilidad, recordando que es necesario mantener las manos en el volante en todo momento.

Ante las duras críticas y la controversia que ha acompañado a los errores del sistema, causando numerosos accidentes, la compañía de Elon Musk sigue trabajando con el propósito de depurar la seguridad de sus vehículos. Este es el caso de algunas de las patentes que el propio CEO de Tesla hizo públicas: Airbags inteligentes que se adaptan a cada pasajero y se despliegan siguiendo las directrices de una serie de sensores situados en los asientos del vehículo. Así mismo, las patentes filtradas por Musk, incluidas las del autopilot, son el granito de arena que Tesla aporta al sector de los coches eléctricos y a la lucha contra el cambio climático. 

 

Comentarios