martes 12.11.2019
Navegación sostenible e inteligente

El gas natural licuado y la tecnología 'smart' se imponen en el Mediterráneo

La naviera Baleària está incorporando a sus buques motores que funcionan con gas natural licuado en detrimento del fuel tradicional.
El buque Abel Matutes zarpando del puerto de Valencia (foto: Xavi Ara)
El buque Abel Matutes zarpando del puerto de Valencia (foto: Xavi Ara)

La naviera Baleària está incorporando a su flota buques propulsados principalmente con gas natural licuado (GNL), un combustible más respetuoso con el medio ambiente que el fuel tradicional, que ha venido siendo el combustible ‘líder’ durante muchos años.

Baleària, con sede fiscal en Dénia (Alicante), empezó con este proceso en el año 2017 con la incorporación de un motor auxiliar a GNL en el buque Abel Matutes. Tuvo como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de azufre cuando el barco se encuentra amarrado en puerto y durante las operaciones en él. El objetivo no es otro que el de mejorar la calidad del aire en las ciudades en las que el barco hace escala, en cumplimiento con el Plan de Mejora de la Calidad del Aire impulsado por el Port de Barcelona en el año 2016 (en esas fechas el ferry operaba en la ruta Barcelona-Palma)

El caso del Abel Matutes, aun así, solo fue una prueba piloto. En noviembre de 2018 se inició la remotorización completa a GNL del ferry Napoles, que actualmente cubre la línea Algeciras-Tánger Med. Este barco, nada más salir de grada, ya contaba con un motor dual de gas natural licuado y fuel diseñado para poder propulsar el barco durante toda la navegación de forma más limpia y eficiente.

La cuestión no acaba ahí. En enero del presente año (2019) Baleària puso a flote el primer ferry de pasajeros propulsado con GNL, el Hypatia de Alejandría, actual titular de la línea Valencia-Ibiza-Palma. Poco tiempo después, vuelve a entrar en escena el Abel Matutes, que entra en la grada de Valencia para cambiar de forma definitiva el motor que funciona con fuel por uno dual que funciona también con GNL.

Unos meses más tarde, y sin que haya pasado apenas medio año, en julio de 2019, la naviera dianense pone a flote otro barco nuevo: el Marie Curie (que actualmente opera en la ruta Málaga-Melilla), gemelo del anteriormente citado Hypatia de Alejandría, es decir, ambos buques son idénticos en todos los sentidos.

En septiembre del presente año, se ha sumado a este proyecto de remotorización un quinto buque: el Bahama Mama, que está en Gibraltar sometiéndose al proceso de remotorización a GNL para que pueda navegar propulsado por esta energía más limpia y respetuosa con el medio ambiente.

El plan que la naviera tiene en mente pasa por tener más buques remotorizados a GNL para 2021: el Martín i Soler (Barcelona-Alcúdia-Ciutadella), el Sicilia (Barcelona-Ibiza) y el Hedy Lamarr (Valencia-Palma).

Montsant Franquesa, Auxiliar de Hostelería a bordo del buque Rosalind Franklin (y antigua tripulante del Hypatia) afirma que, pese a contar con este nuevo concepto de ecoeficiencia, la vida a bordo de los tripulantes no ha variado en relación a cuando están embarcados en un buque con motores convencionales, pero apunta que “las cargas de gas natural se hacen siempre cuando no hay pasaje a bordo, a diferencia del fuel, que normalmente se carga durante los embarques”.

 

La tecnología “smart ship” al servicio del pasajero

 

Una de las principales innovaciones que incorporan los buques que funcionan con GNL es la tecnología smart ship. Este concepto supone un nuevo hito en la naviera, ya que significa la incorporación de unas tecnologías novedosas que facilitan y hacen la travesía mucho más llevadera al pasaje.

Entre las novedades que incorporan estos barcos, destacan los siguientes:

 

    -El acceso al buque más rápido y sin la necesidad de hacer cola en recepción: 24 horas antes de la salida del buque, los pasajeros reciben la tarjeta de embarque en el teléfono móvil, de modo que todos aquellos que dispongan de acomodación en camarote, pueden acceder a él nada más embarcar, evitando así pasar por recepción a recoger la llave.

 

    -WhatsApp gratuito durante toda la travesía: Aun cuando no haya cobertura móvil (como sucede en todas las travesías cuando el barco está enmedio del mar), se podrá usar el servicio de esta aplicación de mensajería instantánea, aunque solo en forma de mensajes de texto, quedando excluídos la descarga de cualquier tipo de archivo (ya sean notas de voz, videos, fotografías, documentos...).

 

    -Internet durante toda la navegación: Este servicio ha estado desde hace años en la mayoría de los buques, pero en los smart ships se amplían las áreas de conectividad (se puede recibir señal en todas las cubiertas destinadas a la estancia de pasaje), a diferencia de los barcos convencionales, en los que el wifi solo se alcanza en determinados puntos.

 

    -Presencia de una Smart TV en todos los camarotes: En ellas, se percibe señal de televisión todo el tiempo, pero incorpora también un sistema que permite conectar el teléfono móvil al televisor para que cada uno pueda ver su contenido favorito. Además, el propio sistema tiene instalado un software con series, películas y otros contenidos de entretenimiento e información.

 

    -Mascotas vigiladas 24 horas: En los smart ships, los pasajeros que viajan con mascotas (las cuales normalmente viajan en las jaulas habilitadas para ellas) podrán vigilarlas constantemente por el teléfono móvil gracias a las cámaras de videovigilancia que hay allí instaladas. Como gran novedad, en el Hypatia de Alejandría y en el Marie Curie, buques gemelos, algunos camarotes están adaptados para que las mascotas puedan acceder con sus dueños.

 

    -Juegos: La nueva plataforma smart ship permite al pasajero estar conectado mediante el wifi del barco a una amplia programación de entretenimiento a bordo.

 

    -Lecturas: En diferentes puntos del barco estará disponible la revista "Entreolas", editada por Baleària, que incluye temas culturales y de actualidad sobre las ciudades en las que los barcos hacen escala, además de incluir una sección dedicada a noticias y curiosidades sobre la naviera.

 

    -Sistema Eatsy: Consiste en la instalación de unas pantallas interactivas en el área de cafetería para que los pasajeros puedan pedir lo que quieran a través de ellas, de modo que, una vez finalizada la comanda, esta es recibida en el bar, evitando así las colas de espera de turno. Este sistema ya es conocido porque está instalado también en muchos restaurantes conocidos de comida rápida.

 

    -Sala de masaje: Los barcos recientemente incorporados a la flota de Baleària (Hypatia de Alejandría y Marie Curie) incluyen una sala de masaje en la que los pasajeros pueden entrar a relajarse eligiendo uno de los masajes disponibles en la carta.

 

Como puntilla a este innovador proyecto, el Abel Matutes ha apostado por un nuevo concepto de tienda que incluye bar, de modo que no solo se venden artículos de regalo y golosinas, sino que también es posible disfrutar de un café en ese espacio.

 

Algo que, sin duda, no cambia, es el programa de ocio y entretenimiento a bordo Baleària Fun&Music durante las temporadas de Navidad, Semana Santa y verano, en las que se pueden encontrar a bordo animadores infantiles y magos para hacer que la travesía se haga lo más corta y entretenida posible para los más pequeños de la familia y, en definitiva, también para los padres.

 

Inma Guzmán, animadora y masajista a bordo del buque Hypatia de Alejandría durante este verano pasado, afirma que "los pasajeros se sorprenden al llegar al barco porque no suele ser habitual que en un ferry de Mallorca a Valencia haya animación, magia y masajes”. “Muchos padres me llaman la ‘salvapapás’ porque los niños se divierten y no piensan en lo que falta para llegar al destino, y no están preguntando cada cinco minutos el clásico ‘¿cuánto falta para llegar?’”, ya que se trata de una travesía de casi nueve horas.

Zona infantil del buque Rosalind Franklin (foto: Xavi Ara)

Rosalind 2

Comentarios