jueves 12.12.2019
Pasiones complementarias al ritmo de la devoción

Joey DeadCat: "Yo no veo tan raro mezclar Rock y Semana Santa"

En una sociedad llena de prejuicios donde cualquier innovación pasa por miles de filtros y críticas, aún siguen quedando personas con ganas de apostar por lo que les hace feliz, aunque eso que les remueve el alma no sea lo cotidiano o lo "aceptado" por los gustos más conservadores. Conversamos con Francisco Javier Acosta, un soñador que se salió con la suya y decidió unir sus dos pasiones: Rock y Semana Santa.
Fotografía realizada en el estudio Pancake Analog Recording de Fernando Zambruno.
Fotografía realizada en el estudio Pancake Analog Recording de Fernando Zambruno.

Nacido en Utrera, Joey DeadCat (nombre artístico de Francisco Javier Acosta Ortiz), cursó sus estudios de Solfeo, Teoría de la Música, Guitarra Eléctrica y Acústica en la Escuela de Música Joaquín Turina (Sevilla). Desde hace una década ejerce como docente impartiendo clases de música y colaborando con artistas de diversos estilos como el flamenco, rap o "canción de autor" tanto en estudio como en directo, pero sus esfuerzos se han centrado especialmente en su banda Pinball Wizard, grupo que él mismo fundó y de la cual es compositor y guitarrista.

Su parte más rockera no es incompatible con la devoción que le tiene a su Hermandad de San Gonzalo y a la Semana Santa en su conjunto, fiesta que vivió desde pequeño como es tradición en muchos sevillanos. Joey DeadCat nos cuenta que la idea de mezclar sus dos pasiones surgió de forma natural y espontánea. "El Rock como expresión artística es muy poderoso y la Semana Santa, al fin y al cabo, es un grito a la creencia. Pienso que casan perfectamente. Yo no veo tan raro mezclar Rock y Semana Santa", afirmaba durante la entrevista que nos concedió.  

Confesó también que "la fama" llegó sin buscarla. "Un día al grabarme toqué la marcha de "La Pasión", me gustó como quedó y me vi identificado con lo que hice". Posteriormente, nuestro protagonista decidió subir el video a Youtube y este tuvo una gran acogida. Se hizo viral hasta tal punto que Victor, presentador del programa "La Pasión" contactó con él para ser entrevistado y dar testimonio de su gran innovación. Tras esa visita, "Joey" nos dice que recibió muchísimo apoyo del mundo cofrade y las puertas se abrieron de par en par.

Tras la coronación de la Virgen de la Salud, en la catedral de Sevilla, el rockero recibió las luces necesarias para componer una marcha-homenaje a la hermandad que tanto le inspiraba. "La tuve enfrente y me sentí impresionado", dice emocionado, a partir de ahí comenzó toda la vorágine de lo que hoy es "Yo soy".

Joey DeadCat nos cuenta que, al principio, todo empezó en acústico y que posteriormente decidió apostar por "meterle" la guitarra eléctrica y toda la "parafernalia rockera". "La mayor parte de mi vida he sido autodidacta, no tenía mucho conocimiento de teoría musical, así que, cuando empecé a componer las partes procesionales algunas las hice con la guitarra o incluso con la boca...fue todo un reto plasmar lo que tenía en mi mente en una partitura, por ello acudí a un director de orquesta, le mandé mi grabación y él se encargó de transcribir todo a partitura". De ahí nació "Yo soy" una marcha procesional, un homenaje a la hermandad de San Gonzalo. Una marcha que, como novedad, posee ese toque de Rock and Roll. El propio autor piensa que su creación podría haber sido blanco o negro y "gracias a Dios", nunca mejor dicho, tuvo un resultado muy positivo.

En Milla Cero nos hemos quedado con el interés por saber cómo presentó su marcha a la hermandad. El artista nos aclara que pidió permiso previamente para presentarla allí y que hasta los altos cargos le dieron su aprobación y enhorabuena. Posteriormente, la marcha se presentó en una biblioteca de Camas acompañada de una exposición fotográfica y de la mano de su compañera Ángela Garrido.

Paralelamente, versionó la marcha de la Amargura, otro video que se hizo viral y los comentarios no paraban de llegar en forma de agradecimiento y admiración. "Yo solo llevé a cabo mi necesidad de hacer un nexo entre mis dos pasiones, no busco nada a cambio, pero me quedo con todos las personas que me hicieron llegar su apoyo y la historia de algunas que empezaron a escuchar rock tras mis publicaciones".

En conclusión, "Yo soy" ha ejercido de punto de unión de todos aquellos rockeros no muy cofrades y de aquellos cofrades no muy rockeros. Gracias Javi, por derribar las barreras que los propios humanos ponemos al enriquecimiento cultural y musical, ha sido todo un placer, larga vida al Rock and Roll cofrade.

Comentarios