lunes 09.12.2019
Fútbol

El Mundial de Qatar 2022: 9 años de polémica

El clima, la fecha, la corrupción y las numerosas muertes de obreros en la construcción son algunas de las cuestiones que giran alrededor del Mundial de Qatar en 2022. Muchas personas piensan que no es el país idóneo para disputar este torneo y que los intereses económicos superan el respeto que se tiene hacia los derechos humanos de los ciudadanos. 
El logotipo oficial del Mundial de Qatar 2022
El logotipo oficial del Mundial de Qatar 2022

Desde que en diciembre de 2010 Qatar fue elegida por la FIFA como sede para jugar el Mundial en 2022, no ha dejado de haber polémica al respecto. La celebración de esta competición se convertirá en un hito ya que será la primera Copa jugada en un país árabe y musulmán.  Sin embargo, la elección de este país para celebrar la Copa del Mundo ha estado rodeada de dudas y supuestas corrupciones.

Joseph Blatter, en ese entonces presidente de la FIFA, anunciando la elección de Qatar para el Mundial 2022

Joseph Blatter, en ese entonces presidente de la FIFA, anunciando la elección de Qatar para el Mundial 2022.

 

Las temperaturas obligan un cambio de fecha 

 

Normalmente el Mundial se disputa entre junio y agosto, ya que son meses en los que los jugadores no tienen otra competiciones, ligas nacionales o continentales. En Qatar no podría seguirse esta costumbre. En los meses de verano las temperaturas allí son casi infernales: rondan los 38ºC y 45ºC desde mayo a octubre, la humedad en el país es del 80% y el viento del desierto sería muy molesto para cualquier actividad al aire libre. La unión de estos factores hace imposible disputar el Mundial en verano, con lo que la fecha se ha visto trasladada a invierno, en concreto del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022. 

 

Con el cambio de fechas surge un problema: coincide con las fechas designada para la Champions League. La solución sería aplazar y designar otras fechas para cuatro de las jornadas de la Champions, incluyendo también las de la Liga de cada país. Pero supondría una sobrecarga en el calendario futbolístico y un riesgo con respecto a las posibles lesiones de los jugadores. 

 

Ocho estadios hechos a medida y mucho presupuesto para la ocasión 

 

Otro inconveniente por el que se piensa que este país no es el idóneo para la celebración del Mundial es la falta de infraestructuras. Por su falta de tradición futbolística ni siquiera tienen un par de estadios en condiciones para celebrar partidos. Para ello se están construyendo ocho estadios y se prevé que las obras finalicen dos años antes de que comience el Mundial.

 

Un prototipo de los estadios de Qatar 2022

Así quedarán los ocho estadios construidos para el Mundial.

 

Según los cálculos con respecto a Mundiales anteriores, Qatar podría recibir un millón y medio de aficionados, por lo que están más que motivados en construir infraestructuras que hagan sentir a sus huéspedes bienvenidos. Como leemos en diferentes noticias, incluso se llevará a cabo una ampliación del aeropuerto de Doha para recibir a los aficionados y que favorece sobre todo favorece a la compañía aérea Qatar Airways.

 

 

Según informa Hassan Al Thawadi, uno de los máximos responsables de Qatar 2022,  los estadios se construyen de una forma sostenible para el medio ambiente y que para ellos lo más importante es el desarrollo de su país. También se proponen crear puestos de trabajo e infraestructuras de transporte

 

La corrupción y el Mundial se dan la mano 

 

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Como en muchas de estas competiciones el componente político tiene un papel fundamental. La palabra corrupción ha estado unida al Mundial Qatar 2022. Aún nueve años después se siguen descubriendo casos de corrupción en torno a la elección de este país. Uno de los acusados principales es Michel Platini , ex presidente de la UEFA, al que se acusa de haber aceptado sobornos para dar su voto favorable a Qatar y que ha sido recientemente detenido para declarar sobre el caso. Según afirma el periódico La Vanguardia, la mayoría de votos hacia Qatar se consiguieron por un supuesto soborno por parte de Mohamed bin Hamman, uno de los altos ejecutivos del fútbol en Qatar hasta el año 2011, que podría haber ofrecido 3,6 millones a miembros de la FIFA para asegurarse su voto.

 

Una competición manchada de sangre

 

No solo la corrupción envuelve el Mundial, si no también las numerosas muertes que están sucediendo a su alrededor. El grupo Playfair Qatar sigue muy de cerca los derechos de los trabajadores en Doha y denuncia las injusticias, ya que los obreros no tienen suficientes condiciones de seguridad. Esta organización estima que hasta la fecha han muerto más de 2.000 trabajadores de Nepal, la India y Bangladesh en la construcción de los estadios, y la cifra podría ascender a 4.000 personas para cuando finalicen las obras. La mayoría de muertes surgen por caídas o por las elevadas temperaturas a las que están trabajando, lo que les provoca ataques al corazón. Sin embargo, Qatar no está haciendo nada por ellos, ni siquiera hace un seguimiento de los fallecidos.

 

QATAR construcción de un ESTADIO

Un obrero trabajando en unos de los estadios (?)

 

Con sus acciones, el gobierno de Qatar podría demostrar que dan más importancia al dinero y el turismo que pueda generar su país, que a los derechos humanos de sus ciudadanos. 

 

 

Comentarios