miércoles 20.11.2019
Azafatas en el deporte

"Un trabajo más" o trofeos del machismo: la dicotomía en cuanto al papel actual de las azafatas

El rol actual de las azafatas deportivas no solo ha sido cuestionado en el mundo del ciclismo. Su papel también ha sido debatido en el mundo del motor, el boxeo y el tenis de alta competición en los últimos meses. Algunas de las polémicas en torno a esta figura han terminado con multas de hasta 25.000 euros para las empresas infractoras

La polémica gira en torno al rol de las azafatas en el deporte de alta categoría. Fuente: Moto GP
La polémica gira en torno al rol de las azafatas en el deporte de alta categoría. Fuente: Moto GP

El ciclismo y todo lo concerniente al debate de las azafatas en esta disciplina es solo un pequeño resquicio del movimiento iniciado en todo el mundo del deporte. Motociclismo, automovilismo, boxeo y tenis, pesos pesados en cuanto a número de seguidores y difusión mundial, están tomando medidas acompañados de sus respectivas polémicas.

Motociclismo: Mundial de Moto GP

La competición de referencia dentro del motociclismo, el mundial de Moto GP, ha seguido la línea del Giro de Italia en el ciclismo. La prueba italiana no ha dudado en mantener a las azafatas en los podios, los besos a los ganadores y la figura de las “paragüeras”.

Las paddock girls se mantiene en los grandes premios. La organización del evento argumenta que mientras que no se vea nada irrespetuoso, no se tomará ningún tipo de medida al respecto. La Federación Internacional de Motociclismo asegura no tener intención de eliminar esta figura de los grandes premios.

"Quizás hay casos que se tendría que regular la vestimenta, pero es un trabajo más"

El debate está en el aire. En este sentido, el piloto ocho veces campeón del mundo Marc Márquez afirma que es "un trabajo más, chicos y chicas se dedican a ello. Quizás hay casos que se tendría que regular la vestimenta, pero es un trabajo más".

Automovilismo: Mundial de Fórmula 1 y campeonato de la FIA

La antítesis del motociclismo es el automovilismo. Desde el pasado año 2018 las famosas “paragüeras” fueron eliminadas de la categoría líder, la Formula 1. Del mismo modo, las azafatas también fueron suprimidas del resto de pruebas celebradas cada fin de semana. Sean Bratches, Director General de Operaciones Comerciales en Fórmula 1, asegura que “si bien la práctica de emplear chicas, ha sido un elemento básico de los Grandes Premios de F1 durante décadas, creemos que esta costumbre no resuena con nuestros valores de marca y claramente está en desacuerdo con las normas sociales modernas”.

“Si bien la práctica de emplear chicas, ha sido un elemento básico de los Grandes Premios de F1 durante décadas, creemos que esta costumbre no resuena con nuestros valores de marca y claramente está en desacuerdo con las normas sociales modernas”.

Sin embargo, en el mundo del motor fue el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) el pionero en tomar cartas en el asunto, en 2014.

Boxeo: UFC

Más reciente y controvertida es la polémica que gira entorno a las Octagon Girls de la UFC (Ultimate Fighting Championship) o ring girls. El pasado mes de septiembre de este año 2019 la alcaldesa de Melbourne, Sally Capp, prohibió la utilización de la figura de estas chicas en el evento celebrado en la ciudad, argumentando que es “una tradición sexista y antigua. Estamos en 2019, ¿realmente todavía necesitamos mujeres con poca ropa deambulando en medio de un ring entre asaltos?”. La respuesta del presidente de la UFC, Dana White, no ha tardado en llegar. Argumenta que las Octagon Girl son parte de la marca UFC.

En la misma línea de lo sucedido en Melbourne (Australia) este verano, dos concejalas de la ciudad australiana de Bendigo hicieron que las ring girls encargadas de sostener las pancartas en uno de estos eventos fueran sustituidas por hombres.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#squadgoals #ufc230 @chrissy_blair @ariannyceleste @brittneypalmer @lucianaandradeufc

Una publicación compartida de UFC Octagon Girls (@ufcoctagongirls) el

Tenis: Torneo Conde de Godó

El Barcelona Open Banc Sabadell, más conocido como Torneo Conde de Godó, también estuvo bajo el paraguas de la polémica en la edición de 2018. Esta se materializó en multas de hasta 25.000 euros, tanto para la agencia de azafatas Tote Viganau como para la empresa Schweppes. El acta levantada por Inspección de Trabajo recogía la infracción de ambas compañías como “muy grave”. Fue el sindicato UGT quien dio la voz de alarma.

Raquel Muñoz fue una de las pocas azafatas que ha tenido el coraje de denunciar públicamente lo que pasó en aquel torneo. Las paragüeras se vieron obligadas a trabajar al aire libre en minifalda y manga corta. La temperatura estaba por debajo de los 10 grados y llovía. El frío y la humedad hizo que algunas de las chicas llegaran a sangrar por la nariz.

"La imagen de la chica guapa mojándose, aguantándole el paraguas al tenista, vestida de verano pese a estar a menos de tres grados no tenían ningún sentido. Vi claro el machismo que había detrás de aquello"

Raquel afirma que "aquellos 10 días fueron una verdadera tortura”. Después de muchas demandas por parte de las chicas, se les dejó llevar medias y una chaqueta de punto que solo podrían ponerse cuando no estuvieran a tiro de cámara. Los últimos días consiguieron que se les diera una cazadora, pero con la orden de llevarla sobre los hombros y no llegar a ponérselas por completo. "Me di cuenta de que la imagen de la chica guapa mojándose, aguantándole el paraguas al tenista, vestida de verano pese a estar a menos de tres grados no tenían ningún sentido. Vi claro el machismo que había detrás de aquello” sentencia Raquel.

Qué pueden hacer los deportistas

El foco se ha posado recientemente sobre los deportistas y su papel en la eliminación de las azafatas, figura que puede considerarse desfasada. Mikel Landa, ciclista español, ya lo hizo ante las vejaciones sufridas por las auxiliares en algunos de los campeonatos ciclistas más importantes. Raquel Muñoz afirma que si los tenistas, en su caso, se hubiesen negado a ser asistidos por las chicas ante las marcas, se les hubiese hecho caso.

Comentarios