lunes 10/8/20
FEMINISMO EN EL DEPORTE

Simone Biles: nuevo icono feminista en el mundo del deporte

Simone Biles ha pasado, gracias a sus hazañas como gimnasta, a convertirse no solo en un icono para el deporte sino también para el feminismo. 

Charlotte Cooper en el 1900, Gertrude Ederle en 1926 o Kathrine Switzer en 1967. Primeras mujeres que abrieron camino al género femenino en una senda tan dura para el mismo como es el deporte. La necesidad a día de hoy de que más mujeres se unan a esto y se abran más puertas es innegable. Este es el Caso de Simone Biles (1997, Ohio), una joven gimnasta artista que está dejando perplejo al mundo.

Biles ha sido siete veces campeona mundial en distintas especialidades, y ganó el oro en los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro. Además, destaca mundialmente al ser conocida como una de las mejores gimnastas de todos los tiempos. Es admirada por haber logrado tanto a su corta edad, y por ser haberse convertido en un icono feminista del deporte.

Simone Biles es una de esas mujeres que continúan ese camino abierto hace años. Y lo continúa a lo grande, pues además de ser la primera gimnasta con cuatro títulos mundiales, ha conseguido formar parte de la historia al ser la primera mujer en hacer un triple-doble aterrizando de pie en el suelo. Sucedió el pasado agosto de 2019 en el Campeonato Nacional de Gimnasia de Estados Unidos, celebrado este año en Kansas City. Ha causado tanto impacto que el movimiento ha pasado a llamarse “The Biles II”, en honor a la gimnasta.

El ejercicio, que consiste en dos saltos mortales con tres giros en cada uno, solo había sido conseguido por hombres hasta que Biles desmontó todos los esquemas. El vídeo en el que se muestra la hazaña, que es el que encontramos sobre estas líneas, se viralizó al momento de ser emitido.

Es un Biles II. Como indica la propia denominación, es el segundo porque ya consiguió dar su nombre a un primer truco que ninguna otra gimnasta había conseguido ejecutar. Se trata de un doble en plancha con medio giro con salto al final. Patentó “The Biles” en el Mundial de Amberes en 2013, y volvió a dejar al público estupefacto al reutilizarlo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, en el que salió victoriosa ganando medalla de oro.

Sobre la vida de la deportista

Sin embargo, no todo ha sido oro en la vida de la gimnasta. Sus padres eran adictos a la droga y tuvo que ser adoptada por sus abuelos de parte materna. Además, fue una de las múltiples deportistas femeninas que denunciaron a Larry Nassar, el ex médico del equipo de Estados Unidos por abuso sexual. Muchas gimnastas como ella fueron las que se unieron al movimiento #MeToo contando sus historias de abuso por parte del ex médico, actualmente condenado a 60 años de prisión.

La deportista no se ha dejado derribar por las dificultades que ha sufrido en su vida y continúa trabajando para cumplir sus objetivos. El próximo es el Campeonato Mundial, que tendrá lugar en octubre de este 2019 en Sttutgart, Alemania, y para el que las expectativas en la gimnasta son muy altas.

Biles no es solo un ejemplo de superación y esfuerzo, sino de cómo con constancia y confianza un ejercicio que hasta el momento solo había sido asociado a hombres puede ser también ejecutado por una mujer. Un modelo a seguir para que el clásico “no puedo, eso es de hombres” sea derogado para siempre.

Comentarios