martes 12.11.2019
Elecciones generales 10-N

Las claves del debate electoral

Los candidatos a la presidencia participaron el pasado lunes 4 de noviembre en el único debate a cinco de la campaña exprés para las elecciones generales del 10-N. Este debate no puso fin al bloqueo político y ni siquiera dejó entrever la idea de una investidura viable.
El Presidente en funciones, Pedro Sánchez, en el debate electoral | @JuanPitel
El Presidente en funciones, Pedro Sánchez, en el debate electoral | @JuanPitel

Los participantes de este debate fueron Pedro Sánchez (actual presidente en funciones y líder del PSOE), Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Cs), Pablo Iglesias (Podemos) y Santiago Abascal (Vox). Ante la ausencia de mujeres entre los candidatos a la presidencia del gobierno, la periodista y moderadora Ana Blanco recordó a los candidatos que: “hablarán de paridad pero no es una foto de igualdad”. Solo Sánchez e Iglesias, respondieron ante esto. El candidato de Unidas Podemos alegó que esperaba que esta fuera la “última vez” que estuvieran solos y el Presidente en funciones señaló que hacía falta “mejorar en paridad”.

Los aspirantes a la presidencia discreparon, como era de esperar, en muchos aspectos, pero cabe destacar su desacuerdo en cómo afrontar el asunto del independentismo catalán tras conocer la sentencia del procès. Además, los partidos han identificado a dos millones de españoles indecisos y han calificado este debate como decisivo para mover hasta el tres por ciento de la intención de voto. A continuación, os contamos cuáles fueron los puntos claves de este debate.

Minuto de oro

Desde Milla Cero, os hemos querido resumir el minuto de oro de los candidatos en el debate electoral:

 

Se descarta un pacto PSOE-PP por parte de Sánchez y Casado

Casado utilizó las protestas en Barcelona con motivo de la visita del Rey para señalar al presidente del Gobierno en funciones y achacarle la responsabilidad de los posibles incidentes en la jornada electoral catalana, que fue apoyado por Vox y Ciudadanos. “El rey no puede circular por Cataluña porque usted no aplica la ley de seguridad nacional”, acusó Casado.

Las ideas en común con la derecha y la distancia marcada por Sánchez con Podemos llevaron a Iglesias a pensar que el asunto catalán sería la excusa perfecta para una coalición PP-PSOE. “La gran coalición no se va a producir”, dijo Sánchez. A modo de respuesta, Casado se presentó como única alternativa.

 

Iglesias muestra su interés por formar un gobierno de izquierdas con el PSOE

Iglesias, por otra parte, buscó afianzar una posible pacto de izquierdas y pidió a Sánchez crear un gobierno de coalición “dejando atrás los reproches”. Mientras tanto, Sánchez insistió en que, si tras las elecciones del 10-N no había acuerdo de investidura, se dejase gobernar a la lista más votada.

 

Cataluña: Sánchez promete traer a Puigdemont de vuelta a España

Sánchez fue al debate preparado para recibir ataques por parte de todos debido al asunto de Cataluña. Sus propuestas para solucionarlo no fueron bien acogidas. Entre ellas encontramos una asignatura obligatoria de Concordia, una modificación de la ley audiovisual y recuperar el delito de referéndum ilegal.

También, casi al final del debate, Sánchez prometió traer de vuelta a España a Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, para así ponerlo en manos de la Justicia española. Esto fue muy criticado por Iglesias, que apeló a la división de poderes e insistió en la importancia del diálogo y de la reconciliación

Mientras que Ciudadanos y el PP pedían aplicar de inmediato el 155 para restaurar el orden constitucional, Abascal señalaba que, en Cataluña, es necesario declarar el estado de emergencia: “En Cataluña se ha producido un golpe de estado permanente”.

 

Iglesias: “Hablar solo de Cataluña es faltar el respeto a millones de españoles”

Mientras todos los demás candidatos se centraron en el problema catalán, Pablo Iglesias quiso recordar el asunto de la despoblación en la España rural. Destacó que “es faltar el respeto a millones de españoles” poner el foco solo en Cataluña y no señalar que hay un problema territorial en algunos pueblos del interior peninsular. Señaló, además, la carencia de acceso a los servicios públicos en estos lugares: "mucha gente no tiene un cuartel de la Guardia Civil".

 

Rivera y Casado se enfrentan por la corrupción

Uno de los momentos más tensos del debate se ha producido cuando cuando Albert Rivera ha acusado al al PP y al PSOE de corrupción, en lo que ha denominado el “Impuesto de la Corrupción del Bipartidismo (I.C.B)”, asegurando que “Si Casado y Sánchez dejaran de robar, cada español tendría mil euros más en el bolsillo”.

En esta línea, el líder de Ciudadanos quiso recordar los polémicos casos de "traspaso de fondos" en los que el PP se ha visto envuelto, mientras que Casado ha puesto en duda la honestidad de Ciudadanos, señalando varias localidades donde el partido liberal ha estado bajo sospecha.

 

Sánchez ataca a Rivera y a Casado por sus pactos con Vox

Durante el debate se han producido continuos ataques por parte de todos los participantes. Sánchez no se ha quedado atrás y también ha cargado contra el líder de Ciudadanos y del Partido Popular por pactar con Vox en comunidades como Andalucía. Casado responde al socialista con increpaciones hablando de sus reuniones y "posibles" alianzas con Junqueras, Otegui y Torra.

 

A continuación, puedes probar tus conocimientos sobre los diferentes puntos de vista de cada representante con este pequeño juego de quién dice qué:

 


 

Comentarios