martes 12.11.2019
Los actores implicados en el conflicto entre kurdos, turcos y sirios

Donald Trump: "Estados Unidos solo lucha en aquellas guerras que le repercuten, y lucha para ganar".

Estas últimas semanas el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado la retirada de las tropas en Siria, concretamente en la zona norte del país. Ante esta noticia, los kurdos, grupo étnico enfrentado a Turquía y a otras comunidades existentes en el país sirio, se han visto envueltos en un nuevo conflicto: su propia supervivencia en el territorio.

Members of a Syrian family use a motorcycle to flee the countryside of the northeastern Syrian town of Ras al-Ain on the Turkish border, toward the west to the town of Tal Tamr on October 19, 2019. The smoke behind them is from burning tyres used to impede visibility from warplanes. - Turkey's President Recep Tayyip Erdogan fired off a fresh warning today to "crush" Kurdish forces as both sides traded accusations of violating a US-brokered truce deal in northeastern Syria. (Photo by Delil SOULEIMAN / AFP)
Members of a Syrian family use a motorcycle to flee the countryside of the northeastern Syrian town of Ras al-Ain on the Turkish border, toward the west to the town of Tal Tamr on October 19, 2019. The smoke behind them is from burning tyres used to impede visibility from warplanes. - Turkey's President Recep Tayyip Erdogan fired off a fresh warning today to "crush" Kurdish forces as both sides traded accusations of violating a US-brokered truce deal in northeastern Syria. (Photo by Delil SOULEIMAN / AFP)

Las tropas militares estadounidenses eran el único apoyo militar que los kurdos tenían en la zona. El presidente ha defendido que el repliegue de sus soldados se debe a que “la guerra allí era inútil y no llegaba a ningún fin”, añadiendo que Estados Unidos “solo lucha en aquellas guerras que le repercuten, y lucha para ganar”. Del mismo modo la retirada de la armada norteamericana ha sido aprovechada por Recep Tayib Erdogán, presidente de Turquía, para lanzar un ataque contra los kurdos.

Turquía ha sido y es un aliado para el gigante americano y un gran cliente armamentístico, pero también lo es el Kurdistán. Los kurdos ayudaron a Estados Unidos a combatir al Estado Islámico (ISIS) durante la guerra en Siria y tienen bajo su custodia a millares de radicales, ente ellos a los del último reducto del califato islámico: al Baguz.

¿Qué es Kurdistán y quiénes son los kurdos?

Kurdistán es la mayor nación sin territorio del mundo, 40 millones de personas que se encuentran repartidas en diferentes territorios: Turquía, Siria, Irán e Iraq. De estos cuatro países existe una población de kurdos mayor en el primero, Turquía. Con el Tratado de Sèvres, por el cual desaparecía el Imperio Otomano, la soberanía del pueblo kurdo quedó reconocida, sin embargo, esto jamás ocurrió en la práctica y la nación acabó siendo absorbida por Turquía.

 

¿Ante qué conflicto nos encontramos?

Existen dos actores principales: por un lado, Kurdistán, que tiene a una gran cantidad de radicales pertenecientes al ISIS capturados; por otro, Turquía, que ataca a Kurdistán y además acoge a muchos refugiados que han huido por los ataques que el Estado Islámico ha llevado a cabo en Siria. En los enfrentamientos de los últimos días han muerto cientos de combatientes de ambos bandos y 31 civiles, entre ellos varios menores.

Un tercer actor entra en juego y ya lo hemos mencionado: Estados Unidos. Socio de ambos, teme una ofensiva turca y sentirse traicionado por Erdogan. Aun más teme que los kurdos desatiendan a los radicales capturados y vuelvan a surgir ataques islamistas espontáneos, como ya está ocurriendo. Los kurdos, en sus propias palabras, explican haberse “sentido traicionados por los Estados Unidos”.

Siria, cuarto jugador importante. El régimen de Bashar al-Asad no se ha quedado de brazos cruzados y también ha aprovechado el momento de desprotección para atacar a los kurdos en el norte del país, donde precisamente estaban los soldados de la armada norteamericana. Kurdistán está siendo atacado por izquierda y derecha. Al-Asad, a pesar de no dudar en utilizar gas sarín  contra la población, debe hacerse cargo del polvorín que existe dentro de su propio país, en el que rebeldes sirios y nostálgicos del Estado Islámico comienzan a movilizarse.

 

¿Qué está haciendo Europa al respecto?

Erdogan ha declarado “si Europa critica mi ataque amenazo con abrirle la puerta a 2,6 millones de refugiados para que entren sin ninguna dificultad en el continente”. La Unión Europea no ha escatimado y su posición ante el problema ha sido la de lanzar una condena unánime a Turquía por atacar a Kurdistán durante una reunión entre los ministros de exteriores de la Unión Europea. Además, la organización se ha comprometido a revisar la venta de armas al país turco, que - y no se debe pasar por alto - forma parte de la OTAN (Organización del Tratado Atlántico Norte).

 

Comentarios