martes 02.06.2020
EEUU vs Irán

Estados Unidos y la muerte de Soleimani

Con la reciente muerte del poderoso general Soleimani a manos del gobierno estadounidense, las relaciones establecidas entre EEUU y la república islámica de Irán se están viendo comprometidas, y al mismo tiempo, se especula sobre el comienzo de una posible guerra durante este año. 
Imagen del general Soleimani
Imagen del general Soleimani

Qasem Soleimani, general iraní encargado de las operaciones del ejercito en el exterior, fue asesinado el pasado viernes tres de enero, por orden expresa del presidente de los EEUU. Donald Trump declaraba un día después de dicho ataque, justamente en el comienzo de una rueda de prensa, que Soleimani tenía planes ocultos para atacar tanto a personal militar como a diplomáticos estadounidenses, y acabar con sus vidas. No obstante, la acción mencionada fue evitada gracias a la decisión del presidente de ordenar la muerte del general, a través de un ataque con aviones no tripulados en el aeropuerto de Bagdad.

Según algunos estadounidenses, como por ejemplo el ex embajador de los Estados Unidos de América en el Estado de Israel, Dan Shapiro, Soleimani se merecía la muerte que recibió a manos de los drones estadounidenses, y afirma con gran dureza a través de sus redes sociales que el general iraní era un hombre malvado y que el supuesto intento de asesinar a estadounidenses en suelo iraní, no fue el primer ataque que realizó contra los EEUU, ni contra otras muchas naciones. 

 

Obviamente, este acto no ha sido muy bien recibido por parte de la república islámica de Irán, donde han considerado a Soleimani como un auténtico mártir. El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, comunicó que tanto la muerte de uno de sus generales más fuertes, como las de las otras nueve personas involucradas en el ataque, constituyen un claro acto de guerra realizado por EEUU. En el mismo comunicado, el líder iraní se dirigía a su pueblo afirmando que los siguientes tres días iban a ser de luto, con el fin de honrar a los fallecidos, pero que justamente después se comenzaría a deliberar las represalias contra los responsables de este deplorable hecho.

Una vez más, haciendo uso de su gran influencia en las redes sociales, el presidente Donald Trump respondía a estas declaraciones, asegurando con total firmeza que todas las acciones tomadas no han sido para iniciar una guerra sino para todo lo contrario, detenerla. Como añadido, también recalcaba que estaba dispuesto a tomar cualquier decisión que fuera necesaria para preservar la seguridad de su país y de todos sus habitantes. Finalmente, la respuesta de Trump terminó con otro tuit que reafirmaba el hecho de que Irán no había ganado todavía una guerra, pero al mismo tiempo no ha perdido ninguna negociación aún.

 

Aunque los días más tensos ya han pasado, aún seguimos a la espera de saber las opiniones o actuaciones que tienen ambos países acerca de una posible guerra. Sin embargo, y debido a los últimos momentos vividos en Irán, lo que sabemos a ciencia cierta es que tanto Alemania como la OTAN han retirado una parte de sus tropas destinadas en la zona de Irak, alegando como motivo, el aumento de la inseguridad que existe ante el posible conflicto entre EEUU y la república islámica. Las tropas mencionadas han sido desplazadas a Jordania y a Kuwait, y los titulares de Defensa y Exterior han declarado que solo se trata de una retirada parcial, con el fin de respetar las acciones del gobierno iraquí, y que no hay que tener preocupación alguna. 

 

Comentarios