martes 26.05.2020
¿Sabías qué?

25 años después del primer SMS

El primer mensaje de texto de la historia fue enviado desde Estados Unidos y tan solo deseaba feliz navidad. Ahora se mandan más de treinta mil millones de Whatsapp al día.

Imagen obtenida de tn.com
Imagen obtenida de tn.com

Está claro que la forma de comunicarse ha cambiado a pasos agigantados. En España, los mensajes de texto se han visto sustituidos por apps de mensajería instantánea, con tan solo un 6% de la población que asegura usar los SMS como forma de comunicación.

Por el contrario, la mayor parte de la gente, cada día acostumbra a mandar Whatsapp desde que se levanta hasta que se acuesta, llegando al punto de que cuando se cae la aplicación, aunque apenas dure unos minutos, las redes sociales arden:

Pues bien, hace no mucho, y aunque se olvide y nos parezca que fue hace una eternidad, sabíamos vivir sin móvil. Llamábamos al fijo, quedábamos llamando al telefonillo de casa e incluso, si estabas conectado a internet, no podías hablar por teléfono al mismo tiempo. Y es que, hace tan solo 25 años, el 3 de diciembre de 1992 se mandaba el primer SMS de la historia, de la mano de un joven de 22 años, Neil Papworth, quien nunca imaginó que eso llevaría a un servicio que ahora usan millones de personas.

Neil era programador de software, y consiguió enviar el SMS desde un ordenador a Richard Jarvis, un amigo suyo.  Justo un año después, en 1993, Nokia introdujo una funcionalidad de los SMS con un sonido distintivo para señalar los mensajes entrantes.

Este primer mensaje tan solo decía Feliz Navidad.

Debido a este 25 aniversario, su creador ha hablado acerca de un mensaje de navidad más moderno en relación al usado en 1992, esta vez con emoticonos. Por otra parte afirma, como hemos dicho anteriormente, que jamás pensó que su invento daría pie a los servicios de mensajería instantánea que usamos actualmente.

Lo que parecía tan solo una felicitación navideña ha llevado a cambiar la vida y las costumbres de la gente por completo y en tan solo 25 años. Ahora solo cabe preguntarse qué nos espera en estos próximos.

 

Comentarios