martes 22/9/20
La fuerza de la cognición

iPhone VS Android: lo que no te cuentan de estas batallas tecnológicas

La democratización de la tecnología ha conseguido que estemos rodeados de ella, pero ni nos molestemos en intentar entenderla.

Alba Martínez

Hace un tiempo, una conocida me dijo: “Tía, mi teléfono (Xiaomi económico de hace un par de años) hace fotos muy distintas al iPhone XI…” Ante esta afirmación, comprendí que la gente no conoce nada la tecnología que tenemos entre manos, y aún peor: tampoco tratan de entenderla. Si no, ¿cómo espera comparar un terminal de 100 euros con uno que literalmente cuesta 800€? Cualquiera, sin llegar a ser ningún tipo de experto en el tema, se da cuenta de que, si hay tanta diferencia de precio, en algo se diferenciarán los dos dispositivos.

Creo que no hay teléfonos mejores que otros, de hecho, bajo mi punto de vista, solo existen teléfonos que se adaptan a las necesidades de cada persona. Tenemos una amplia gama de teléfonos en el mercado, sin embargo, siempre te venderán que iPhone es mejor. Este sesgo cognitivo probablemente venga desde la época del iPhone 4, cuando Apple revolucionó el mercado con este nuevo terminal, sacando del terreno de juego para siempre a Blackberry. Sin embargo, ¿nos hemos quedado atascados ahí?

Para demostrar mi hipótesis, recurriré al nuevo invento de Apple: el iPhone SE 2020. Este teléfono tiene las características de un iPhone 6, es decir, un teléfono de 2014. Lo único distinto que posee, aparte de un mejor procesador, es la integración de tan solo una de las cámaras del iPhone XR. Que tenga dicho panel, lo deja “tan solo” al precio de 485€. La estrategia de la marca de la manzana ha sido bajar el precio a un terminal para captar a más clientes que se introduzcan en su ecosistema, y que a largo plazo sean potenciales clientes de sus nuevos teléfonos.

Ahora bien, ¿qué sucedería si esto lo hiciera cualquier marca Android? Os puedo asegurar que tirarían por tierra al teléfono y sería un auténtico fracaso. Pero Apple puede permitírselo. Son capaces de crear un teléfono con especificaciones ridículas y venderlas a prácticamente 500€, y, además, si esperamos un par de meses, os aseguro que será un superventas.

Ojalá todos nos informemos sobre lo que nos rodea y así seamos críticos con lo que nos venden. En un mercado lleno de posibilidades, no debemos dejarnos cohibir por lo que todos hacen, debemos ser nosotros mismos y elegir los productos que más se adecúan a nuestras necesidades, ya sean de una marca prestigiosa, o de una marca que nunca has logrado ver en televisión.

iPhone VS Android: lo que no te cuentan de estas batallas tecnológicas
Comentarios