jueves 28/1/21

El confinamiento a través de estadísticas

Echamos la vista atrás para resumir estos duros meses de confinamientos y cuarentenas. ¿Cómo se han reflejado en las estadísticas?

Hashtag #yomequedoencasa
Hashtag #yomequedoencasa

Según la RAE, cuarentena es el “aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas, animales o cosas”. Según la población española, cuarentena es “martirio”, “oportunidad para adelantar todo lo que tengo pendiente”, “fin del mundo”, “ansiedad”, “estrés”, “encierro”, “aislamiento”…

En España el confinamiento o cuarentena se mantuvo durante 99 días, del 14 de marzo al 21 de junio. En estos meses hubo un proceso denominado “desescalada” hasta llegar a la esperada “nueva normalidad”.  Durante estos incómodos y, sobre todo, largos 99 días el mundo en general y España en particular han experimentado una serie de cambios en sus vidas y rutinas.

Tratamos de resumir el confinamiento a través de una mirada diferente, proporcionando diagramas con información basada tanto en el “pre-confinamiento” con los productos más vendidos en los supermercados semanas previas, como los acompañantes esos meses o las actividades, tanto las más comunes como aquellas que ayudaban a evadirse de la realidad. Asimismo, analizamos los porcentajes de edad de los compradores durante el confinamiento, las edades y nuevos usuarios en redes y, por último, los nuevos consumidores de productos y servicios online.

 

Fuente | Statista

El primer diagrama resume aquellos productos que semanas antes del confinamiento, cuando ya se hacía notable la posibilidad de tener que quedarnos en casa, las personas adquirieron en los supermercados. El primer puesto lo ocupa la leche en polvo con un 173%, le sigue con un 85% el amoniaco, a este el vino con un 41%, la lejía un 36%, alcohol compone un 26%, pasta un 17%, un 16% conservas, legumbres un 13%, sopas un 12%, arroz un 11% y, por último, un 8% el papel higiénico.

Como podemos observar la mayoría de estos productos son perecederos. Se adquirían productos que se mantuvieran en buen estado en las alacenas de sus casas el tiempo que pudiera durar el confinamiento, permitiéndolos así salir lo mínimo, exclusivamente para lo esencial. Los productos de limpieza tales como el amoniaco, la lejía o el alcohol también componen un porcentaje importante dentro del total de productos vendidos debido a la necesidad de desinfectar todo aquello que fuera a entrar en los hogares. Por último, pese a haber sido de los productos que casi siempre escaseaban en los estantes de los supermercados, el papel higiénico solo comprende un 8%, pero fue uno de los más sonados en los medios.

Otro punto importante es la compañía durante estos meses. El 60% de las personas encuestadas confirman que pasaron el confinamiento acompañado de sus parejas y el 18% con padres. Los padres también pueden dividirse en subgrupos de aquellos con hijos mayores de 18 que comprenden también un 18% o con niños de entre 3 y 12 años con un 14% . Un 12% de los encuestados vivieron el confinamiento de manera solitaria. También, un 12% lo pasó con mascotas. Asimismo, un 9% lo vivió con adolescentes de entre 13 y 17 años y con niños menores de 3 años un 5%. En la actualidad, muchas personas se ven obligadas a compartir piso y un 3% residió con sus compañeros de piso. El 2% está compuesto por aquellas personas que pasaron el confinamiento con suegros y el 1% lo pasó con amigos o abuelos. El 5% restante son aquellas personas que lo vivieron con otros.

En cuarentena si algo teníamos era tiempo, pero…¿en qué lo invertían? 390 minutos se invertían en la nueva modalidad del teletrabajo, 228 minutos se empleaban en estudiar, 222 minutos eran dedicados a la ayuda y entretenimiento de niños, 168 a ver TV, series o películas, 84 minutos lo dedicábamos a hablar con familiares, amigos y allegados y acabamos con 60 minutos entregados al ejercicio físico.

Pese a ser las anteriores las actividades más comunes llevadas a cabo por los encuestados, las que ayudaban a hacer la situación menos amarga eran ver series y películas (75%), usar las redes sociales (58%), ver la televisión (58%), escuchar música (56%), cocinar o aprender a cocinar (45%), comer (44%), hacer ejercicio (35%), los aplausos de las 20h (34%), trabajar (33%), escuchar la radio (31%), jugar a videojuegos (25%), leer revistas (20%), ver conciertos en directos mediante redes sociales (12%) y, para finalizar, eSports en directo (3%).

 

Fuente | Statista

Ahora bien, durante los meses que duró el confinamiento, las compras online se dispararon y contra todo pronóstico el mayor porcentaje de compradores online lo componen personas mayores de 60 años con un 77%. Le siguen personas de entre 46 y 60 años con un 74%, luego un 73% personas de entre 31 y 45 años y los que menos compraron fueron personas de entre 18 y 30 años con un 70%. Realmente la diferencia es mínima, ya que oscila tan solo en 7 puntos.

En cuanto a redes sociales el orden anterior varía. Son los jóvenes de entre 18 y 30 años los que más usuarios tienen en redes componiendo un 94%, les sigue con un 92% personas de entre 31 y 45 y mayores de 60. Las personas de entre 46 y 60 años conforman un 86%. Aquí son los jóvenes los que demuestran más el disfrute en redes.

Siguiendo con redes sociales. Instagram registró un 49% más de usuarios en su plataforma, Facebook un 39% más, al igual que TikTok. YouTube un 38% más, Linkedin un 27%, le sigue con un 26% Twitter, Pinterest con un 23% y por último Tinder a la que se sumaron un 22% de usuarios nuevos.

Para finalizar este especial resumen de la cuarentena analizamos el porcentaje de nuevos usuarios en productos y servicios online. Se registraron en servicios de pódcast o audios un 7%, en formación online un 6%, ya que a causa del confinamiento muchas personas han decidido optar por universidades a distancia. En plataformas de videollamadas para contactar con familiares y amigos un 5% al igual que en páginas de juegos, un 4% en páginas que ofrecieran contenidos digitales. En aquellas de apuestas, compras online, contenidos para adultos y prensa un 3% y, por último, en servicios de música y redes sociales un 2%.

 

Las distintas secciones con sus diagramas recopilan unos meses duros para todos que trajeron nuevos productos a los hogares, nuevas situaciones sentimentales o familiares, nuevas formas de invertir y hacer valioso nuestro tiempo, nuevas rutinas, nuevas formas de entretenimiento, nuevas generaciones de compradores online, nuevos registros en redes sociales o nuevas suscripciones a distintos servicios. Con todo esto quisimos buscar la comodidad desde nuestras casas para conseguir permanecer en ellas y poder contribuir al buen desarrollo de la situación cumpliendo con las medidas establecidas. Pero ¿cómo serían los datos en el caso de un nuevo confinamiento? ¿Variarían mucho con respecto a los recopilados durante 2020? 

Comentarios