miércoles 28/7/21
Activismo en la NBA

La liga de baloncesto americana alza la voz contra el racismo

La NBA da por concluida su temporada más extraña. Para protegerse de la pandemia, provocada por la COVID-19, se encerraron en Orlando varios meses. A pesar de esto, será recordada por las sucesivas reivindicaciones en favor de la justicia social y la lucha racial.

 

                    

El 29 de julio, por fin, volvió la NBA tras el parón de más de tres meses por los positivos de COVID-19 en la competición. La vuelta fue en Walt Disney World, Orlando, donde se concentraron todos los jugadores. Muchos de los periodistas, y los propios jugadores de la NBA, la han llamado la “burbuja”, por la seguridad y las medidas de protección frente a la pandemia: sin contacto con la mayoría de sus familiares y encierro de 3 meses para jugar a baloncesto.

    Parqué de la NBA

Una de las canchas de Orlando donde se reanudó la NBA.

Foto: Página web de la NBA

En mitad del parón de la competición, el 25 de mayo, murió George Floyd; una persona de color, que fue arrestada y violentamente asesinada por la policía. En consecuencia, se sucedieron protestas por todo Estados Unidos, a las que se sumaron numerosos jugadores de la NBA. Uno de los casos más llamativos fue el del jugador de los Boston Celtics Jaylen Brown, que viajó en coche desde Boston a Atlanta, unas 14 horas y 1700 kilómetros, para ponerse al frente de las protestas.

En el primer partido tras el parón, el 29 de julio, la NBA sorprendió en su reanudación por la estética del parqué; justo al lado del logo oficial, en letras negras, incluyeron el lema “Black lives matter”. El encuentro, Utah Jazz contra New Orleans Pelicans, arrancó, como es costumbre, con el himno de Estados Unidos, momento en el que los jugadores arrodillados, protestaron con este gesto contra la violencia racial. A estas muestras de rechazo se sumarían otras a lo largo de la temporada: los jugadores han lucido en sus camisetas mensajes como “Black Lives Matter”, “Say Her Name”, “Vote”, “Peace”, “Justice”, “Justice Now”, “Anti-Racist”, “How Many More”, o “Education Reform”.

jugadores arrodillados

Jugadores de Utah Jazz y New Orleans Pelicans durante el himno de los Estados Unidos

Foto: Página web de la NBA

La NBA siguió su marcha cuando, el 23 de agosto, aparecieron unas imágenes impactantes, en las cuales Jacob Blake, un afroamericano, recibe 7 tiros de la policía en la espalda. Tras este suceso, el 25 de agosto, los Milwaukee Bucks -que se disponían a jugar contra los Orlando Magic- decidieron no saltar al parqué, se negaron a jugar. “Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia”, declaró George Hill, base de los Bucks. La NBA suspendió todos los partidos de ese 25 de agosto.

Los jugadores se reunieron, muchos de ellos intentaron dar por concluida la temporada, ya que pensaban que todo el esfuerzo que estaban haciendo por reivindicar la justicia racial no estaba sirviendo de nada; querían salir ya que se sentían más útiles si se unían a las protestas en las calles. Como informó Chris Mannix, de Sports Illustrated, la temporada estaba acabada si los que toman las decisiones no presentaban soluciones encima de la mesa para solventar el problema del racismo.

Muchas personalidades y exjugadores apoyaron el boicot de la NBA, entre ellos Kareem Abdul Jabbar, que escribió una columna en The Guardian hablando sobre el boicot de la NBA, "¿Quieren saber lo que se sintió al ser afroamericano en Estados Unidos esta semana? Piensen en Survivor o alguno de esos programas en la naturaleza en el que la sobrevivencia de una persona en un ambiente hostil depende de mantener vivo el fuego en el campamento. Inevitablemente algún desastre sucede y el fuego se apaga, y la persona trata desesperadamente de reavivar una chispa".

Tras diversas reuniones, el legendario jugador y actual propietario de los Hornets, Michel Jordan, medió con éxito entre jugadores y propietarios para reanudar los playoffs. Les convenció de que la pista es el mejor medio para poder ser escuchados.

Finalmente, el 30 de agosto se reanudaron los playoffs, utilizando la plataforma de la NBA como un medio para incitar a la gente a votar en Estados Unidos y luchar contra las injusticias. Como todos sabemos, el 12 de octubre finalizó esta temporada atípica en la que los campeones fueron los Ángeles Lakers. Este año, la NBA será recordada por la muerte de Kobe Bryant y la lucha racial.

 

Comentarios