martes 18/5/21
Fabio Mufañas, tiktoker

Un influencer como nosotros

Fabio Mufañas_3
Fabio Mufañas

Deslizando el dedo por tu pantalla en la aplicación de TikTok, probablemente te hayas topado con nuestro entrevistado. A raíz de un vídeo cómico de su abuela cocinando albóndigas, este usuario ha visto incrementar sus seguidores hasta los casi cuatro millones que posee ahora. Hablamos de @fabiomnz o Fabio Mufañas Muñoz, un muchacho introvertido que siempre llama la atención.

Nos citamos en un bar; contexto en el que suelo verle porque, para mí, es un compañero de vida, solo que esta vez quedo con él para hacerle una entrevista. En el ambiente se respira calma y comodidad; brilla el sol en Córdoba. Calma que él mismo rompe: “venga, pregúntame ya”. Fabio tiende a ser muy nervioso y nos confiesa que “no me relajo ni en mis días de descanso”. Viene vestido tal y como suele salir en sus vídeos: zapatillas, camiseta ancha y pantalones de deporte, nada del otro mundo.

Fabio Mufañas_1

Fabio Mufañas. Foto: Daniel Espejo

Fabio es un tiktoker de Córdoba de 19 años, estudiante de Derecho en la UCO (Universidad de Córdoba). Hay quien duda de su procedencia por su tono de piel; herencia de su padre, de nacionalidad cubana. Es una familia como cualquier otra; su hermana Aitana, su madre, padre y su abuela con la que comparte gran cantidad de vídeos. Además de TikTok, Fabio se encuentra en diversas plataformas como YouTube o Instagram. Fuera del mundo online, también cabe reconocer el lanzamiento de su libro Quién soy yo en realidad y otros enigmas planetarios.

portada_quien-soy-yo-en-realidad-y-otros-enigmas-planetarios_fabio-mnz_202004291112

Empiezo cuestionándole cuál es su trabajo en las redes sociales. Sin pensárselo dos veces, me responde que las redes sociales son un portal de comunicación que se han convertido en otra forma de sociedad. Considera su cuenta como un programa de entretenimiento dentro del móvil; igual que puedes poner un programa en la televisión, hay diferentes programas dentro de las redes donde se sube una gran variedad de contenidos (enseñanza, comedia, belleza…). Desapareciendo progresivamente la barrera que hay entre los medios convencionales y los que suelen usar las nuevas generaciones.
Le pregunto acerca de cómo se tomó el hecho de que el vídeo de su abuela se viralizara (vídeo donde “molesta” a su abuela mientras cocina y ésta dice “que no, que se me pega la albóndiga”). Dudando y tomándose un tiempo para hacer memoria, llega a la conclusión de que no fue una sorpresa extrema para él ya que anteriormente se dieron a conocer vídeos sueltos suyos. Aun así, le sorprendió la repercusión que tuvo el vídeo, retuiteado por el cantante de reggaetón Bad Bunny y reproducido en diversos medios digitales. “No me sorprendí tanto porque ya sabía que a veces las redes sociales hacen magia” confiesa Fabio, añadiendo que ya "cualquier cosa puede llegar a mucha gente".

Fabio Mufañas_2

Fabio Mufañas. Foto: Daniel Espejo

También hablamos sobre cómo compagina un estudiante de Derecho en la Universidad de Córdoba su vida en las redes, además de tener vida social y tiempo para sí mismo. Para él, todo es cuestión de organización ya que “si te haces un buen horario, hay tiempo para todo”, distribuyéndose las mañanas para el estudio y las tardes para crear contenido que subirá a sus redes. El día de mañana no se imagina combinando sus dos mundos en una sola actividad profesional, sino que prefiere dedicarse plenamente al mundo del Derecho. Nada que ver con el mundo de los medios, al que dejaría como hobbie. Más bien su sueño sería hacer unas oposiciones para poder ser juez y a su vez montar una empresa relacionada con la abogacía.

su sueño sería hacer unas oposiciones para poder ser juez y montar una empresa relacionada con la abogacía


Nos habla sobre sus amistades ya que, mientras compañeros de su mundo han notado cambios en la forma de ser de sus amigos cercanos desde que se han hecho famosos, Fabio da gracias porque para él no ha cambiado nada en ese aspecto. Más allá de los fans que le paran por la calle pidiéndole fotos, su entorno no se ha visto alterado. Comenta que las personas que ha podido conocer por las redes han sido muy buenas, ha conocido a mucha gente viajando con la excusa de crear contenido. Da gracias por haber podido entablar relaciones con personas a las que hoy considera amigos. Aunque admite que también hay gente interesada que han intentado acercarse a él para saber su camino, finanzas, etc., e incluso para pedir determinados: “favores imposibles e indecentes. Tengo que andar con cuidado y conocer muy bien a las personas antes de poder llamarlos amigos”. Según Fabio, depende tanto de la moralidad de la persona para pedirle el favor como de él de aceptarlo.

Tengo que andar con cuidado y conocer muy bien a las personas antes de poder llamarlos amigos

A raíz de estos nuevos contactos y de su éxito en redes sociales, han surgido lo que en el marketing de influencia se conoce como colaboraciones con marcas: desde helados Maxibon hasta colecciones de Bershka. Sin embargo, su favorita es el anuncio para Garnier que se emitirá en televisión hasta octubre de 2021. Con este anuncio su popularidad siguió creciendo y, además, pudo entablar amistad con los trabajadores de la marca. Cuenta que también le hace mucha ilusión un rodaje que tiene entre manos pero que todavía no puede desvelar: “este es el que más me va a gustar porque me deja ser yo mismo”.

También está estudiando adentrarse en otras plataformas donde pueda seguir complementando su contenido. Sin embargo, no se plantea publicar en directo en la plataforma de moda, Twitch, ya que, aunque genere gran cantidad de ingresos, habría que dedicarle demasiadas horas al día de las que no dispone. Pero si se le presenta la oportunidad, no dudaría en rechazarla.

En cuanto a su audiencia, sabe que está muy segmentada según la plataforma. Por ejemplo, en YouTube, tiene seguidores de más edad; un público infantil y adolescente en TikTok; y en Instagram adolescentes y adultos. Aunque sabe que, no por llegar a más gente, le va a gustar a más personas. Así surge un nuevo tema de conversación, los haters, esas personas que se dedican a hacer daño. A pesar de que a Fabio no le ha afectado demasiado este tema, ya que según él ha tenido mucha suerte en este aspecto, admite que en la red “te vas a encontrar con gente que usa su cuenta solo para criticar”. En su caso, solo han sido tres o cuatro las personas que le han criticado duramente. Pese a esto, confiesa que se mantiene al margen de cualquier polémica e intenta hacer siempre contenido que no pueda ser ofensivo.

Fabio Mufañas_4

Fabio Mufañas. Foto: Daniel Espejo

En el lado opuesto, el fenómeno fan también entraña sus riesgos. En este sentido, su peor experiencia fue el año pasado, cuando alguien se dedicó a investigar dónde vivía a través de los vídeos y fotos que subía. Es así como consiguieron su ubicación y la difundieron, haciendo que cantidad de fans acudieran a tocar su puerta, le gritaran o incluso se quedaran esperando que saliera algún familiar. Nos comenta que esta situación se repitió durante semanas y semanas. “No tengo ningún problema en acercarme a mis seguidores y hablar con ellos, pero no me gusta que se metan en mi espacio más íntimo y mi esfera personal”. Afirma que esta situación sigue sucediendo y que afecta especialmente a su familia puesto que, realmente, por trabajo y estudios, Fabio pasa la mayoría de su tiempo fuera de su hogar.

Nuestro tiktoker se da cuenta de que se nos ha echado el tiempo encima por lo que llega la hora de ir finalizando la entrevista. Se despide con una reflexión sobre todo lo que hemos conversado; esta sociedad ya es aceptada cualquier tipo de personalidad. En su caso, tiende a ser natural porque “una cosa que a la gente le encanta es la transparencia, ver a una persona como realmente es; hay que sacar tu verdadero yo y eso es lo que de verdad engancha a la gente”. Fabio considera una clave fundamental abrirse para que te tomen cariño y confianza.

si queréis triunfar en cualquier aspecto de vuestra vida, sed vosotros mismos en todo

Aprovecho para plantearle una última pregunta; qué les diría a todos sus seguidores: “si queréis triunfar en cualquier aspecto de vuestra vida, sed vosotros mismos en todo”. Así es como nos despedimos, con la sensación de que este influencer es un ejemplo a seguir en muchos aspectos, tanto de forma profesional como en los estudios o en sus relaciones personales. Como cualquier otro día, Fabio toma su bici y se dirige a su casa para continuar estudiando.

 

 

 

Comentarios