lunes 29/11/21
Juicio al Procés

La sentencia del Procés, en las redes sociales

Hoy, 14 de octubre de 2019, hemos conocido la sentencia del Procés. El Tribunal Supremo ha impuesto penas de hasta 13 años a los políticos independentistas acusados. Las reacciones en las redes sociales no se han hecho esperar: seleccionamos lo más llamativo. 

Lee la sentencia íntegra.

Sigue lo que está pasando, minuto a minuto.

 

 

 

 

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 11.44.10 a.m.

En un mundo interconectado por las tecnologías, las redes sociales juegan un papel fundamental y más cuando se trata de debatir y comentar sobre temas actuales y controvertidos. 

Unos minutos después de que la sentencia del Procés viese la luz, comentarios, opiniones, memes y juicios paralelos han nacido en las redes sociales. Bajo los hashtag #SentenciaProcess , #presospolitics , #SpainIsAFascistState o #FreePoliticalPrisioners, entre otros, en Twitter se han podido encontrar diferentes tipos de comentarios.

Están aquellos que se han tomado la sentencia con menos importancia de la que debieran y han ironizado la situación poniendo tweets con encuestas como: 

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 10.51.59 a.m.Pero la gran mayoría ha dado su opinión con seriedad, tomando posición y sabiendo que esta sentencia abrirá las puertas a un nuevo ciclo político y pondrá la Constitución española en el punto de mira de muchos ciudadanos.

Podemos clasificar los comentarios que se han publicado con estos hashtag antes mencionados, en dos. Un numeroso grupo, son aquellos que han mostrado su apoyo al pueblo catalán, simpatizando con aquellas personas que no están de acuerdo con las condenas impuestas por el Tribunal Supremo.

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 10.56.02 a.m.

Por otro lado son frecuentes aquellos que apoyan al Tribunal Supremo y que incluso consideran la sentencia como "flojita".

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 10.55.21 a.m.

Descontento por un lado y aplausos por otro. Debate y mucha controversia. Aún en el auge de las reacciones, podemos ver que hay interacciones en otras redes sociales como Facebook, entre los propios usuarios. En el punto de mira, algunos conceptos como la definición de libertad de expresión o "el trato especial" por ser políticos, temas determinantes en el debate. IMG_8708 (1)

En Instagram, los juicios se han realizado de una forma más visual, pero no por ello menos crítica. Hemos encontrado algunas caricaturas sobre el Tribunal Supremo, en el que se comparan las condenas impuestas con una carnicería humana. Otras han decidido dejar ver el dolor de "todo un pueblo enfrentado".

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 11.45.19

Otras opiniones se han compartido vía historias. Un ejemplo ha sido esta imagen con el fondo amarillo, color que nos recuerda a los políticos condenados y que ha estado muy presente en los últimos meses en todo lo relacionado con el Procés. Sobre este fondo, la palabra "Vergonya" y "a  buen entendedor, pocas palabras bastan".

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 11.39.05

Con un carácter más informativo, se han realizado numerosas encuestas en esta misma plataforma. Muchas, dividiendo a los usuarios a favor o en contra de la propia sentencia.

image0

Además, también los partidos políticos, como el Partido Popular, han reaccionado por redes sociales dando su opinión, que no ha dejado indiferente a nadie. Ha sido respondida por muchos ciudadanos interesados en la repercusión de la sentencia en el resto del ámbito político nacional. Muchos han considerado que decir "quién la hace la paga" no sea la forma más profesional de comentar la situación. Otros muchos se atreven a decir: "Si quien la hace la paga, ¿vosotros cuánto tenéis que pagar?"IMG_8711 (1)

IMG_8713

IMG_8712

Por último, las redes sociales han sido un altavoz eficaz para agrupar a todos aquellos que están en contra de la dureza de la sentencia y que han salido a la calle a protestar contra el fallo del Tribunal Supremo. En concreto, muchas calles están llenas de manifestantes y hay puntos como la Plaza Catalunya o la Plaza de la Universidad, ambas en Barcelona, que se han convertido en punto de encuentro y protesta. 

Comentarios