jueves 12.12.2019

Tensiones previas al Mundial de gimnasia por la denuncia de maltrato a una deportista

La gimnasta Elsa García acusó a sus seleccionadores de maltrato y “venganza personal” cuando estos la dejaron fuera de una prueba en las clasificaciones del Mundial en Stuggart. La Federación se ha defendido a través de un comunicado.

Imagen de la gimnasta Elsa García.
Imagen de la gimnasta Elsa García.

Elsa García denunció el 7 de octubre “las agresiones físicas, psicológicas y verbales” que ha recibido durante los entrenamientos previos a la selección general rumbo al Mundial de Gimnasia que se ha celebrado entre los días 4 y 13 de octubre (Antena 3, 15/10/2019). La gimnasta mexicana no fue seleccionada por los franceses Éric y Cécile Demay después de haber logrado la plata en la convocatoria mundial de Portugal el mes anterior.

La deportista criticó de forma muy dura la gestión de los seleccionadores técnicos durante los entrenamientos, a quienes acusó de “querer revancha” y de los que dice que sus motivos para dejarla fuera de la selección final de deportistas para la convocatoria del mundial fueron solo personales con ella. También ha difundido unas imágenes en las que aparece uno de los seleccionadores tirándole una pesa a los pies durante un entrenamiento, también ha dicho que su entrenador ha sufrido un trato similar por parte de la Federación.

La federación mexicana, por su parte, publicó un día después de la denuncia pública de Elsa García un comunicado en el que se defiende de las acusaciones, poniendo ejemplos de otros deportistas de otros países que han asumido “con deportividad” no ser seleccionados para el mundial. No mencionan explícitamente a Elsa García ni su denuncia, pero aseguran que los procesos de selección han sido limpios y abiertos y que no hay nadie seleccionado que no se merezca participar en el mundial. La deportista respondió en Twitter al comunicado, protestando y comentó indignada sobre que no se haya comenzado una investigación para aclarar los procesos.

borrar

 

La lentitud de la Federación en tomar la decisión de comenzar una investigación para aclarar los hechos y su silencio durante el mundial han sorprendido a varios desde la comunidad deportiva. Cecil y Èric Dumay fueron expulsados de la Federación Suiza en 2007 por un escándalo parecido, en este caso fue Ariella Kaeslin la que denunció el trato de estos dos, hechos que relata en un libro publicado en 2015, Leiden Im Licht (Sufriendo en la luz).

Sin embargo, también existen personas que no están de acuerdo con la versión de Elsa García. La campeona de los Juegos Panamericanos, Ana Lago, desmintió las acusaciones y aseguró que las reglas de clasificación estaban muy claras, que los procesos son claros y que las decisiones que se tomaron están explicadas por los malos resultados de Elsa García durante las pruebas. En un vídeo que compartió en redes sociales, Ana Lago explica, según Mediotiempo.com:

«Por primera vez en tres ciclos olímpicos en los cuales he sido parte tuvimos un proceso justo, claro, honesto, con reglas establecidas desde el principio sin manipulación de resultados o decisiones de dedazo, todo fue con claridad y honestidad con base al rendimiento, a la constancia, a la estabilidad y resultados de cada una de las gimnastas que fueron parte de este               proceso».

En cualquier caso, aunque se demuestren las acusaciones de Elsa García, ella queda fuera de los futuros Juegos Olímpicos de Tokio de 2020, aun así este hecho parece poco probable a priori puesto que la gimnasta solo ha hecho una denuncia pública por el momento y no ha emprendido acciones legales contra la Federación ni contra los seleccionadores.

 

Comentarios