miércoles 12/8/20
NURIA SOLER HORRA, directora de Oncología y Hematología ROCHE FARMA

Nuria Soler Horra: “Todo lo que hacemos hoy es pensado para curar al paciente mañana”

Con apenas 40 años y con más 18 años de experiencia en la industria farmacéutica, Nuria Soler Horra nos permite conocerla un poco más allá de su vida profesional. Nos desvela, con sinceridad, las claves de su éxito y algunos de los desafíos a los que ha tenido que hacer frente a lo largo de su vida.

Nuria Soler Horra, directora de Oncología y Hematología de Roche Farma
Nuria Soler Horra, directora de Oncología y Hematología de Roche Farma

Al cordial saludo de «cómo está», Nuria no duda en confesar: «Estoy agotada y preocupada por la situación que estamos viviendo». No tiene reparo tampoco en enseñar vía Skype sus ennegrecidas ojeras tras los muchos días sin dormir. Lleva un tiempo dedicada a proporcionar toda la ayuda posible a centros sanitarios: «Estamos en contacto con los hospitales y tenemos una cierta responsabilidad en ayudarlos».

Nuria Soler es Licenciada en Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Barcelona. Después de terminar su carrera, se dedicó varios meses a estudiar investigación en un hospital, aunque declara que no fue por mucho tiempo: «En el laboratorio estaba sola, sin contacto con la gente, y por eso decidí pasarme a la industria farmacéutica, porque juntaba las dos cosas que más me gustan: la parte de ciencia e investigación y la parte de poder relacionarme con las personas».

Poco después, entró a formar parte de Roche Farma España. «Me enteré de que había una plaza vacante en Cataluña y no dudé en llamar. Fui a Madrid a hacer unas pruebas y me cogieron, y así, hace ya dieciocho años que empecé a trabajar en esta gran compañía».

Durante los dieciocho años que lleva ligada a Roche Farma España ha desempeñado diferentes roles tanto en el ámbito comercial y de negocios, como en acceso y relaciones institucionales. Hasta 2015 ha ocupado el cargo de directora de Speciality Care, demostrando siempre gran habilidad para lograr resultados con apenas 40 años. Algunas de las claves de su éxito se deben a los valores que le han inculcado desde su niñez: «Conforme más posición alcances profesionalmente, más humilde tienes que ser y más respeto tienes que tener. Son valores que no hay que perder y muchas veces las personas se olvidan de ellos por el mero hecho de adquirir más responsabilidad».

"Conforme más posición alcances profesionalmente, más humilde tienes que ser"

Hace cinco años, Roche la nombró directora de Oncología y Hematología. Tal cargo de responsabilidad supuso tener que enfrentarse a unos cambios muy importantes en su vida personal. Nuria vive de lunes a jueves en un hotel en Madrid y los viernes vuelve a Barcelona para estar con su marido y con sus dos hijos pequeños. «Siempre tengo la sensación de culpabilidad por dejar a mi familia, aunque he de decir que el tiempo que les dedico, es con mucha calidad».

Desde hace varias semanas, Nuria aprovecha el encierro, además de para teletrabajar, para pasar más tiempo con su familia. «Yo creo que esto cambiará y habrá un antes y un después. Estamos bajo presión en un momento de crisis donde la situación del entorno te empuja a una situación límite que tienes que cambiar sí o sí, y hacer las cosas diferentes. Estoy segura de que muchas de ellas se quedarán para el futuro».

"Yo creo que esto cambiará y habrá un antes y un después"

Durante estas semanas de crisis y confinamiento, donde existe una gran saturación de los servicios de emergencia y de los hospitales, los profesionales farmacéuticos son figuras clave que están en la primera línea de atención a ciudadanos en materia de salud. «Las industrias farmacéuticas estamos intentando aportar soluciones y ayudar» explica Nuria.

"Las industrias farmacéuticas estamos intentando aportar soluciones y ayudar"

Roche Farma España ha donado material sanitario para ayudar a frenar el COVID-19: 76.00 mascarillas, casi 70.000 pares de guantes, más de 10.000 gafas de protección, 10.000 viseras, 1.000 monos de protección, casi 2.000 envases de gel hidroalcohólico, 100 respiradores monitorizados y 1.000 pulsioxímetros. Todo ello nos da una idea de que su compromiso con el Sistema Nacional de Salud y con los pacientes es más firme que nunca, como explica Nuria: «Lo que más me gusta de mi trabajo es poder aportar vida a las personas y ver cuántos pacientes se han curado».

Comentarios