martes. 25.06.2024

Sale a recibirme en la sala de recepción del Benito Villamarín. Me saluda sonriente y me invita a subir las escaleras al departamento de comunicación del club. Todavía no sé dónde vamos a realizar la entrevista. Cuando veo que el lugar elegido es la sala de prensa en el Benito Villamarín no puedo evitar la emoción al pensar que por aquí han pasado jugadores del calibre de Joaquín Sánchez, Sergio Canales o Nabil Fekir. Me pregunta qué tal me va y comentamos un poco la actualidad verdiblanca. La necesidad del Betis de ganar, los rumores sobre el mercado, el partido contra el Celta… Nervioso aún, le indico que he traído dos móviles para realizar la grabación, y Juan sonríe. Imagino que se está viendo a él en sus inicios y entiende cómo me puedo sentir. Eso me calma. Preparo los móviles e iniciamos la conversación. 

De padres a hijos y con determinación 

En primer lugar, me gustaría saber el momento en el que se encendió la chispa, por qué se hizo periodista. Su respuesta es directa y sencilla. “Primero, porque me gusta”. Alto y claro. Confiesa que la familia también ha tenido una gran influencia en la elección de su profesión. Y es que “los Bustos” son una saga de periodistas. Desde su tío Juan Bustos, ganador de varios premios Onda; pasando por su hermano Antonio Bustos hijo, profesional en Canal Sur; hasta su padre Antonio Bustos, una persona muy querida en Sevilla, medalla de oro de la Unesco y pregonero de la Semana Santa de Cádiz en el año 2008. Reconoce que todos le han ayudado mucho, especialmente su padre, al que acompañaba de pequeño y recuerda la admiración que le profesaba. Estos días de aprendizaje le ayudarían en sus inicios radiofónicos a sentirse como pez en el agua. Se ve reflejado en una frase que en el Real Betis se lleva por bandera: “De padres a hijos. Esto se aplica también a mi situación”.  

Para Juan, el periodista “nace y se hace”. Recuerda cómo de chico ya soñaba con hacer crónicas de partidos de fútbol, comentaba los partidos que veía por la tele, gritaba… “Era mi ilusión, me apasiona mucho”. La decantación por el periodismo deportivo es algo que debe a su ciudad: Sevilla. “Quizás porque para la gente como nosotros, que somos aficionados al fútbol, con dos grandes equipos en la ciudad, el periodismo deportivo es muy atractivo. La información de este tipo en Sevilla se trabaja muy bien, hay grandes periodistas y muy buenos medios. Siempre ha tenido peso en el deporte”. Incluso ensalza su labor por encima de la de otros profesionales: “El periodista deportivo es más conocido, más reconocido y tiene más audiencia que, quizás, un periodista de informativos”, aunque matiza que “no es ni mejor ni peor, es diferente”.  

Juan Bustos y Joaquín Sánchez posan con la Copa del Rey. Foto_Twitter Juan Bustos
Juan Bustos y Joaquín Sánchez posan con la Copa del Rey. Foto_Twitter Juan Bustos

 

En cualquier caso, también reconoce que, para destacar en cualquier disciplina, hay algo que no te puede faltar, y el periodismo deportivo no es una excepción: perseverancia. “A mí me decía José María García, en mi opinión el mejor periodista deportivo que ha habido en este país, que había que trabajar mucho y nunca tirar la toalla. Hay momentos en los que empiezas y parece que estás metido en el fango, pero es lo que hay. Tienes que empezar desde abajo y no perder nunca de vista tu objetivo, tu rumbo. Es el día a día lo que te va haciendo mejor periodista. Llegar a donde todos queremos llegar es difícil, pero se consigue. Trabajar, trabajar y trabajar es la fórmula para llegar lejos”. 

Trabajar, trabajar y trabajar es la fórmula para llegar lejos

No obstante, la paciencia es casi igual de importante que el esfuerzo. La semilla del éxito tarda en crecer, y Juan lo confirma: “No todo el mundo cuando acaba periodismo obtiene un despacho y un micrófono. Te lo tienes que buscar y conseguir. ¿Cómo? A base de prácticas, de aprender y de ensayar. Como en todas las profesiones, los inicios son difíciles, pero cada uno es el que va viendo si vale o no vale, si le gusta más la radio o la televisión… Hoy en día hay un abanico de posibilidades inmenso. Antes había una televisión, un periódico y una emisora”.  

No todo el mundo que acaba periodismo obtiene un despacho y un micrófono. Te lo tienes que buscar y conseguir

Ser buen comunicador conlleva tener una buena actitud, tanto fuera como dentro de la cabina: “Dicen de usted que tiene tres virtudes fundamentales: buen carácter, templanza y capacidad de hacer equipo”. Sorprendido, sonríe como intentando adivinar quién lo habrá dicho.  Aunque se reconoce en alguna de ellas, admite que no se veía como jefe. Ahora dirige a un equipo de 15 o 20 personas en el departamento, con las que aplica el diálogo frente a las broncas, por su carácter bonachón, pues tiene que ser un ejemplo para ellos pese a los momentos difíciles y de tensión, como cuando pierde el Betis.  “Si pierdes los papeles a la primera de cambio pierdes consideración. Hay que tener educación y hoy en día falta bastante”.  

Tengo que ser un ejemplo para los que trabajan conmigo

El debut 

Con más de 30 años de trayectoria a sus espaldas, Juan ha vivido casi todo lo que se puede vivir en el mundo deportivo. Empezó en el año 91 en Cadena Ibérica (bajo el nombre de Radio Meridional en Sevilla).  En 1992 recibió una llamada de la COPE con motivo de la Expo, el mismo año que llega a la cadena José María García. “Había trabajado antes con mi tío Juan y mi nombre le resultaba familiar. Me dijo que le gustaba cómo sonaba y me metió en la COPE y allí estuve 10 años muy bien”. Juntos se irían tres años a Onda Cero hasta que García se retira y su equipo se diluye. Después de un año sabático, en 2004 le llaman de Canal Sur donde le contratan un mes. “Al final me he llevado casi 20 años allí”.  

Su etapa en Radio Meridional fue su primera experiencia en radio. Era una emisora local fuerte, con un director muy exigente. Un año en el que el miedo al error y las ganas de aprender estuvieron muy presentes. “Yo al principio me escribía hasta las buenas tardes” me comenta entre risas de ambos. Recalca que la frescura a la hora de dar la información se consigue a base de tiempo y confianza.  “Si no vales tienes que aprender, y si vales, demuéstralo”. 

Si no vales, tienes que aprender; si vales, demuéstralo

Supergarcía 

Ponerse a las órdenes de José María García en COPE supuso su primer contacto con un periodismo agresivo, exigente y de alto nivel. “García ha sido el periodista deportivo por excelencia. Trabajar con él era trabajar con el número uno, y los que trabajan con el número uno tienen que ser números uno en cada provincia. Era muy exigente, lo quería todo al momento”. Una forma de trabajar que fomentaba la mejora constante, algo que nuestro protagonista agradecería el resto de su carrera.  

Todo esto sucede en una época en la que no había teléfonos móviles y la comunicación se daba en las cabinas telefónicas que había en la calle, lo que suponía que a los jugadores había que meterlos en estas cabinas para que fuesen entrevistados por García.  

García era el número uno, y los que trabajan con el número uno deben ser números uno 

El periodista deportivo Juan Bustos durante su etapa en la COPE Foto_Twitter Juan Bustos
El periodista deportivo Juan Bustos durante su etapa en la COPE. Foto:Twitter Juan Bustos

 

Y el humor se hizo fútbol 

Tras la retirada de García, comenzó la etapa de Juan Bustos en Canal Sur. Una etapa que comenzó con la bolsa de trabajo y acabó con su marcha al Real Betis, pero en la que tuvo el privilegio de presentar El Pelotazo, uno de los mejores programas deportivos del país. Fue un hito histórico, ya que abrió la vía del humor y el deporte en una dimensión nunca vista.  “El que se acostaba escuchando el programa, al día siguiente se despertaba más feliz, que era lo que buscábamos”, dice Juan con una sonrisa de oreja a oreja. “Yo me sentía muy feliz, me lo pasaba de lujo. Fue mi mejor época en la radio”. 

El Pelotazo fue el programa que abrió la vía del humor y el deporte. Mi mejor época en la radio”

Don Manuel 

Surge en estos momentos de la conversación alguien que ha estado presente en el mundo del deporte durante su desarrollo profesional y que, por desgracia, falleció recientemente: Manuel Ruiz de Lopera. Era un “tipo entrañable” y, pese a alguna que otra discusión, siempre trató a Juan con educación. Un presidente que forma ya parte de la historia del club y que, con el tiempo, los béticos decidirán si fue bueno o malo.  “Cuando nadie quiso dar el paso para salvar al Betis, él lo dio, y por eso el beticismo le está y estará siempre muy agradecido. La historia lo juzgará como presidente y como persona”. A título personal, añade que siempre le guardará un buen recuerdo, aunque se equivocase como todos.   

Lopera dio el paso cuando nadie lo quería dar. La historia lo juzgará

Uno de los acontecimientos importantes de este siglo en el periodismo fue la guerra entre el grupo Mediapro (Canal+, El Mundo, COPE, Onda Cero…) y El País, la cual llegó hasta un punto en el que Lopera no dejó entrar los trabajadores de Canal Sur en el Benito Villamarín. Juan Bustos se encontraba en esos momentos en la cadena COPE y lo vivió de manera complicada, porque su hermano estaba entonces en Canal Sur.  “El asunto tiene de por medio un tema político muy desagradable”.  Al final todo se solucionó cuando el Betis fue a jugar a Stamford Bridge. En el avión llegaron a un acuerdo, se dieron un abrazo y allí se solucionó todo.  

La voz de la Semana Santa 

En Canal Sur tuvo la oportunidad de narrar la Semana Santa a través de El Llamador. Con un estilo muy fresco conseguía que los oyentes se sintieran presentes, envolviéndolos en los detalles más íntimos: el capataz, el ruido de los costaleros, el crujido de la madera... Como aquella Madrugá de 2004 en la que, a pesar de no salir, Los Gitanos decidieron mover los pasos en su templo, acompañados de las bandas. “Era muy especial y hacerlo en Canal Sur era como jugar la Liga de Campeones, de cada 100 te escuchaban 99”.  

Narrar la Semana Santa en Canal Sur era como jugar la Liga de Campeones

Juan Bustos cubriendo la Semana Santa en El Llamador de Canal Sur Radio Foto_Twitter Juan Bustos
Juan Bustos cubriendo la Semana Santa en El Llamador de Canal Sur Radio. Foto:Twitter Juan Bustos

Adiós Canal Sur… hola, Real Betis 

Todo en la vida tiene su final y la aventura de Juan en la emisora andaluza por excelencia no iba a ser una excepción. Veinte años son suficientes como para dejar una impronta duradera en una cadena y en sus compañeros. En Canal Sur, dejó como legado ser buen profesional, pero para él lo más importante siempre fue ser buena persona y hacer las cosas desde el corazón. Sabe que hay compañeros a los que les dolió su marcha, pero “el tren del Betis solo pasaba una vez en la vida”. Recibe la llamada de la entidad verdiblanca un 28 de diciembre, y en marzo ya está trabajando en el club. Una decisión meditada, por la que finalmente se decidió por ser un buen proyecto, con una televisión temática al 100% hablando del Betis. 

Ismael Medina y Juan Bustos, presente y pasado de El Pelotazo Foto_ Twitter Juan Bustos
Ismael Medina y Juan Bustos, presente y pasado de El Pelotazo. Foto: Twitter Juan Bustos

Una vez en el Real Betis, todo es diferente. Cuando gana, ganan todos, y cuando pierde, pierden todos.  “Si el primer equipo no va al 100%, los demás (cantera, fútbol femenino, baloncesto…) se ven afectados y se nota”. Cuando defiendes a un club, pasas a ser uno más del equipo. Es una forma distinta de hacer periodismo, pero muy bonita.  A sus 53 años, la intención de Juan es retirarse en el Betis. “Ya que he apostado por esto, me gustaría seguir aquí. Creo que mi carrera profesional acabará en el Betis”. 

Juan Bustos Junto a Pier Luigi Cherubino en Betis TV Foto Twitter Juan Bustos
Juan Bustos Junto a Pier Luigi Cherubino en Betis TV. Foto:Twitter Juan Bustos

Va llegando el momento de acabar la entrevista, así que le pregunto por su hijo. A Juan le encantaría que heredase su profesión y afirma que tiene madera para hacerlo. Me cuenta cómo le ha acompañado muchas veces a grabaciones de programas, compartiendo una misma pasión, al igual que él hizo con su tío y su padre.  “Los que somos familiares de personas que están en la profesión, los vemos y nos gusta lo que hacen”.  

En Radio Betis Foto Twitter Juan Bustos.
En Radio Betis. Foto: Twitter Juan Bustos.

Por último, le pido que me convenza de que del periodismo sí se puede vivir. Me contesta con un rotundo sí. “Se puede vivir y bien”, afirma. Sin embargo, toda recompensa necesita un esfuerzo previo. El trabajo, la concentración y el sacrificio son requisitos imprescindibles a la hora de conseguir algo. Añade, además, un elemento que repite varias veces y que es, quizás, el más importante de todos: la ilusión. “Con ella te llegarán los buenos momentos, entrevistarás a grandes personas. Nunca pierdas la ilusión”.  

Despedida de Sergio Canales Foto Twitter Juan Bustos
Despedida de Sergio Canales. Foto: Twitter Juan Bustos

Esa era la última pregunta. Bajamos por las escaleras que llevan a la salida aún charlando. Le pregunta una chica que hay en la recepción si nos puede tomar una foto, con los trofeos del club de fondo. La hace y nos despedimos. Agradezco el tiempo que me ha dedicado y Juan se despide de mí, siempre sonriente y dispuesto a ayudar a los que, como él en su día, eran principiantes en esta bonita profesión.