jueves. 25.07.2024
La explotación sexual en 2017

Los pisos burdel en Sevilla

Los casos de prostitución en Sevilla se están desplazando a viviendas en detrimento de los clubes. Esta situación ha sido diagnosticada por el Ayuntamiento de Sevilla en su II Plan contra la Explotación Sexual, aprobado hace unas semanas. Un documento que actualiza la radiografía realizada en 2009 y en el que se recoge que la faceta más violenta y despiadada de esta actividad, la trata de blancas, se oculta en domicilios particulares complicando su eliminación. En Ciudad Jardín de Sevilla, cuatro mujeres fueron liberadas cuando registraron una casa y tres personas, detenidas. Se trata de dos hombres y una mujer. Todos quedaron en libertad con cargos.

Acabar con este tipo de negocios o al menos frenar su expansión ha sido el objetivo principal que se ha marcado el Consistorio sevillano. Aseguran que es un reto complicado. «"Desde la Administración podemos vigilar incumplimientos de la ordenanza. Esa presión ha sido fundamental para cerrar locales de alternes. Pero acceder a un domicilio es muy difícil y hay que recordar que la prostitución no es delito"», señala la delegada de Igualdad, Myriam Díaz.

Las investigaciones a proxenetas y mafias que se lucran con la explotación sexual se complican, admiten agentes de la UCRIF, la unidad de la Policía Nacional encargada de este tipo de asuntos. Los indicios de que en el interior de una vivienda se obliga a mujeres a ejercer para que un juez autorice la entrada y registro son el primer obstáculo que tienen que sortear.

                                                                                                Trata de blancas - Getty Images

Otros afectados son los vecinos, que de la noche a la mañana se ven obligados a convivir con un burdel en su comunidad. Ellos en muchas ocasiones son los que revelan la ubicación de estos prostíbulos ocultos con sus denuncias a través del teléfono 900 10 50 90 o el correo electrónico [email protected] Unas vías que habilitó la Policía Nacional en 2013 y que desde entonces han recibido más de 6.800 comunicaciones.

En Sevilla salió a la luz un burdel clandestino en Ciudad Jardín. En una casa de esta zona, una red explotaba a mujeres chinas que no salían de la casa salvo para atender a clientes que prefieren no desplazarse al prostíbulo. 

Uno de los responsables recuerda las dificultades que tuvieron para llegar a las víctimas. La primera denuncia vecinal es de mayo de 2016 y no fue hasta septiembre de este año cuando los agentes dieron por concluida la investigación. Cuatro mujeres fueron liberadas cuando registraron la casa y tres detenidos. Se trata de dos hombres y una mujer que ejercían de madame y el chófer. Todos quedaron en libertad con cargos.

De igual forma, las víctimas están desprotegidas porque las situaciones de explotación sexual se vuelven invisibles, como señalaba la delegada de Igualdad durante la presentación del II Plan: "Es prioritario atajar esta nueva situación, que es especialmente grave porque hay mujeres que son explotadas en viviendas donde soportan verdaderas situaciones de esclavitud”.