jueves 27/1/22
Puigdemont acabó destarcando la opción de convocar elecciones autonómicas

La solución que no fue: las claves del día que precedió a la DUI

Era un día marcado: el Senado iba a debatir la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española y  se esperaba la comparecencia Carles Puigdemont para convocar elecciones. Pero se convirtió en una jornada caótica que ha terminado desembocando en unos de los ataques más directos a la democracia española. Estos fueron sus puntos claves:

Puigdemont realizando su comunicado en el Palau de la Generalitat.
Carles Puigdemont, anunciando que no celebraría elecciones autonómicas. Foto: Generalitat de Catalunya.

1- El Goven declina presentar alegaciones del artículo 155 en el Senado:

El Gobierno español pretendía que Puigdemont compadeciera para discutir sobre la aplicación del famoso artículo en Cataluña. Pero mediante una carta de nueve páginas, el President declinaba su participación en el pleno, alegando, entre otras cuestiones, que "el alcance de las medidas propuestas por el Gobierno del Estado van más allá del concepto de "medidas necesarias". Alegaciones que llegaron pocos minutos después de las 10:00, hora límite para enviarlas.

2- Aparecen rumores sobre un posible anuncio elecciones autonómicas anticipadas el 20 de diciembre.

En torno a las 12 del mediodía, RAC1 y ARA informaban sobre un inminente anuncio de elecciones anticipadas por parte de Puigdemont, lo que explicaba por qué no se presentaba ante el Senado, puesto que el objetivo era evitar que se aplicara el 155. Esta decisión llegaría después de conversaciones con miembros de su propio partido la noche anterior y con el Gobierno y el PSOE, al parecer con un importante papel mediador de Iñigo Urkullu. Las reacciones fueron inmediatas y en muchas direcciones.

Por parte del PSOE, en voz de Margarita Robles, se consideraba un gesto necesario y que anulaba de inmediato la aplicación del 155. PP y Ciudadanos se mostraban más cautelosos, esperando que se hiciera oficial la decisión.

Pero los partidos independentistas mostrarían de inmediato su desacuerdo a través de twitter:

Las declaraciones contrarias a la decisión de Puigdemont llevaron al grupo de jóvenes que se manifestaban en contra del artículo 155 a dirigirse a la Plaça Sant Jaume al grito de "¡traidor!".

3- Supuesta dimisión de dos diputados del PDeCAT Albert Batalla y Jordi Cuminal.

La mayor protesta la realizaron desde su propio partido, cuando Jordi Cuminal y Albert Batalla renunciaban a su escaño en el Parlament a través de sus perfiles de twitter.

Renuncias que no llegaron a llevarse acabo , puesto que no entregaron sus actas de diputados. La mañana iba tomando un tono cada vez más caótico y el día solo acababa de empezar.

4- Retraso continuo de la comparecencia de Puigdemont.

El esperado anuncio estaba fijado a las 13:30, pero las frenéticas conversaciones que se vivían en el Palau de la Generalitat entre el President y sus socios hicieron retrasarlo una hora, para finalmente establecerlo a las 17:00, hora a la que se convocaba un pleno en el Parlament y continuaba el del Senado. A las inmediaciones del Palau y de la sede del PDeCAT seguían llegando grupos de independentistas presionando para no dar marcha atrás en el proceso de la independencia.

5-  Declaración institucional del Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

Cuando parecía que la situación llegaba a un clima de calma en el ámbito nacional ante las posibles elecciones, Puigdemont las descartaba y dejaba en manos del Parlament la respuesta al artículo 155. Defendía su decisión diciendo que "he estado dispuesto a convocar elecciones siempre que hubiera garantías de que se celebrasen con normalidad. No existe ninguna de estas garantías que las justifiquen hoy". Al parecer la verdadera motivación de este comunicado era que Mariano Rajoy no aceptó las condiciones que pedía el President para convocarlas: no aplicar el 155, la liberación de "los Jordis" y la retirada de los cuerpos policiales de Cataluña. Esto aceleró la dimisión de Santi Vila, Conseller de Empresa, en vista de la continuidad del proceso de independencia. 

Inmediatamente después, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, defendía las razones para aplicar el 155 ante el Senado, lamentándose de la decisión que se acababa de tomar en el Palau: "los objetivos de esta cámara pueden resumirse en cuatro: el primero, recuperar la legalidad, el segundo, la convivencia y la normalidad que se ha deteriorado y mucho en Cataluña. En tercer lugar, la recuperación económica y el empleo. En cuarto lugar, celebrar elecciones".

Soraya Saenz de Santamaría en el pleno del Senado para la aplicación del artículo 155 

El Senado continuó con el pleno y en el Parlament comenzó otro marcado por los reproches de la oposición al comunicado final de Puigdemot, que rehusó a dar explicaciones ante la cámara de diputados. Por parte del bloque independentista, los discursos iban dirigidos a un objetivo claro que alcanzarían al día siguiente: la DUI.

Comentarios