sábado. 24.02.2024
Naturaleza

Cinco consejos fundamentales para hacer el Camino de Santiago con éxito

Los peregrinos ofrecen estos cinco consejos para llevar a cabo la ruta de la mejor forma posible.​

senal-camino-santiago

 

  1. La indumentaria.Es más importante de lo que parece llevar una correcta indumentaria que sea acorde con la época del año. Es recomendable usar una mochila que no supere los 10 kg, deben ir solo las cosas importantes. Entre ellas, ropa cómoda, a poder ser ropa técnica. Siempre llevar algo de abrigo aunque sea verano. En cuanto al calzado, es uno de los puntos más importantes. Suelen comentar que lo mejor son las zapatillas, algo que te sea cómodo. Sin embargo, el Colegio de Fisioterapeutas opina que se deben usar botas. Consideran que este tipo de calzado protege los tobillos y fija el pie. Los accesorios también tienen una gran importancia. Entre ellos, las gafas de sol, gorra, bastón…
  2. Pon atención a los pasos. Es importante considerar qué técnica utilizas al caminar. En este sentido la AEFI brinda las siguientes recomendaciones:
  • Estirar antes de comenzar a andar
  • Comenzar cada etapa a paso suave y no forzar el paso durante el recorrido
  • Dar pasos cortos y lentos en las subidas
  • Dar pasos largos y rápidos en las bajadas
  • Usar el bordón o similar en las subidas y bajadas.​​

        3. Haz paradas. La AEFI recomienda descansar cada 1 ó 2 horas como mínimo durante las etapas. Sin embargo,                      según cuentan en su vídeo del Camino de Santiago las jóvenes peregrinas, ellas preferían no parar. Sobre las                     paradas, el Colegio de Fisioterapeutas indica que:

  • Las paradas deben durar 10 minutos o más. Aunque tampoco deben alargarse en exceso
  • Es aconsejable aflojarse el calzado y poner los pies en alto
  • En verano la parada debe realizarse en un lugar fresco
  • Es conveniente aprovechar el momento para comer y beber algo.

       4. El agua. Se recomienda beber al menos 2 litros de agua al día. Es muy importante mantenerse hidratado para poder             llegar al final de la meta. Por otro lado, hay que tener cuidado con las fuentes de agua, es cierto que la mayoría son               potables, pero igualmente hay que ir con precaución.

      5. Preparación física. Mucha gente considera que no es realmente necesario llevar a cabo una preparación física                      previa al Camino. Si vas a realizar alguna de las rutas a pie a Santiago, concretamente si son numerosos kilómetros,              someterás a tu cuerpo a una tensión a la cual no está acostumbrado.La AEFI ofrece las siguientes recomendaciones              para planificar un entrenamiento que te posibilite terminar tu peregrinación a pie con éxito:

  • Tres semanas antes, salir cada día a dar un paseo e ir aumentado progresivamente la distancia del recorrido.
  • Hacer la mochila una semana antes y salir a caminar con ella puesta. De este modo tomarás consciencia del peso que llevas, de si podrás aguantarlo o si te conviene vaciar un poco la mochila.
  • Si no te es posible realizar un pequeño entrenamiento, puedes empezar el Camino con pequeñas etapas a pie e ir aumentando poco a poco la distancia. Como dicen las jóvenes peregrinas en su vídeo: “¡qué eso no sea una traba!”.