miércoles. 22.05.2024
RAFAEL MUÑOZ JOVEN AGRICULTOR SOSTENIBLE DEL AÑO

ASAJA otorga el premio del Joven Agricultor Sostenible a un cordobés.

Rafael Muñoz es agraciado con el premio al Joven Agricultor Sostenible del año gracias a sus innovaciones tecnológicas en el campo de la agricultura y ganadería mixta extensiva.

Rafael Muñoz posa junto con su condecoración al mejor Joven Agricultor Sostenible.
Rafael Muñoz posa junto con su condecoración al mejor Joven Agricultor Sostenible. - Cordópolis

El ganadero cordobés Rafael Muñoz se ha hecho con el premio al Joven Agricultor Sostenible otorgado por ASAJA –La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores-, gracias a su innovadora tarea en la dirección de la agricultura y ganadería mixta extensiva mediante sistemas informáticos y procesos tecnológicos para el control y gestión del hato. Cimentando su tarea en el aprovechamiento de los recursos y la agilización del proceso ganadero-agrícola.

Mediante un ingenioso sistema fotovoltaico unido a la biomasa, Rafael abastece la totalidad de la granja de la energía suficiente con el fin de generar las temperaturas idóneas para sus distintos animales –entre los que se encuentran algunas razas en peligro de extinción, como el cerdo ibérico torbiscal. Este sistema de biomasas en un futuro se volverá aún más renovable, gracias que se alimenta de las astillas procedentes de los restos de la poda de la encina.

El complejo ganadero se ha tornado en un espacio autosuficiente en el que las innovaciones no van únicamente dirigidas a incrementar la explotación, sino que fundamentalmente se encuentran orientadas a mejorar las condiciones y calidad de vida de los animales. Mediante sistemas de lactación compartida y boxes individualizados, Rafael ha procurado un proceso que elimina el estrés del rebaño y además favorece su mejora evolutiva, dando como resultado una notable mejora de la calidad del producto, ya sea de la leche o la propia carne.

Además, Rafael ha elegido el uso de la bellota para la alimentación de su cría extensiva de cerdos, ubicados en dehesas naturales que se encuentran actualmente en un repoblamiento de encina por parte de la compañía LIFE Biodehesa y de la propia granja cordobesa. Contribuyendo de esta forma a la recuperación de espacios verdes en la provincia.

 

Dehesa de Pozoblanco.

 

En este sistema agrario-ganadero cordobés se ha encontrado una confluencia de las viejas directrices y el empleo de nuevos métodos sostenibles. Casando tradición con tecnología en un espacio único que se encuentra trabajado y gestionado por Rafael.