sábado. 26.11.2022
Salud

TIPS PARA TENER UNA PIEL LIBRE DE GRANOS

Una de las principales preocupaciones estéticas a día de hoy es el acné. A pesar de tratarse de uno de los trastornos de piel más frecuentes y de no implicar riesgos para la vida, puede causar un gran impacto en la autoestima y en la relación con los demás para quien lo padece. 

Importancia de cuidarse la cara
Importancia de cuidarse la cara

El acné, como afirman Fátima Agüero y Margarita Samudio en sus investigaciones, es una enfermedad multifactorial que afecta a más de 40 millones de personas en todo el mundo. Es habitual en gente joven (tiene una incidencia de 35 a 80% entre los 12 y 24 años), por el descontrol hormonal, pero puede aparecer en otras etapas de vida. El pico más alto se registra: por un lado, entre los 14 y los 17 años en las mujeres; y, por otro lado, entre los 16 y los 19 años en los varones.

El acné es un proceso inflamatorio que afecta a la unidad pilosebácea (pelo-glándulas sebáceas), que se caracteriza por la creación de comedones (abiertos y cerrados), pápulas, póstulas, nódulos, quistes o cicatrices. Las zonas más afectadas son el rostro, el cuello, el pecho y la espalda.  

Este se forma, principalmente, por la obstrucción de los poros a causa de un tipo de aceite natural (grasa), el sebo, que en condiciones normales lubrica el pelo y la piel. En efecto, la acidez natural del aceite que producen las glándulas sebáceas permite la formación de una barrera en la epidermis para protegerla frente a elementos externos y el estrés oxidativo. Asimismo, se desplaza a lo largo de las hebras de pelo para protegerlas y favorecer su crecimiento natural. Sin embargo, cuando estas glándulas trabajan en exceso, dan como resultado una acumulación de grasa, células muertas y agentes bacterianos que taponan los folículos. 

No podemos afirmar que la producción excesiva de sebo esté causado por un único factor, sino que debemos considerar que se produce por una acción conjunta de varios factores: cambios hormonales, estrés, herencia, uso de productos grasos, sudor, dieta, infecciones, humedad, ciertos medicamentos,… 

El acné se clasifica en función de la tipología de la lesión (inflamatorio / no inflamatorio) y también de acuerdo al alcance del mismo (leve, moderado, severo y muy severo). 

 

CONSEJOS PARA ELIMINAR EL ACNÉ

Para eliminar o, al menos, mejorar los síntomas del acné, lo más efectivo y seguro es acudir a un dermatólogo. Un profesional podrá estudiar correctamente tu piel, y así podrá indicarte cuál es tu tipología de piel, qué necesidades tienes, si requieres tratamiento y cuál sería el más indicado para ti. 

lo más efectivo y seguro es acudir a un dermatólogo

También tienes que saber que lo que le funciona bien a tu [email protected], puede no darte los resultados esperados. Además, hay tratamientos altamente efectivos para unas patologías que pueden ser contraproducentes para otras. Por ejemplo, si padeces acné hormonal y rosácea al mismo tiempo, no puedes centrarte en el acné y olvidarte de la rosácea, agravarías la severidad de esta segunda afección. 

Sin embargo, una vez que el dermatólogo te haya brindado las indicaciones convenientes, te ponemos a tu disposición una serie de consejos que contribuirán a la salud de tu piel y mejorarán tus brotes de acné.

 

1. Hidrátate

Hidratar el organismo para mejorar la piel

El agua es el líquido vital por excelencia para nuestro organismo (se estima que aproximadamente el 72% de la piel es agua), pues permite a nuestros órganos realizar sus funciones correctamente. Por tanto, beber agua o comer frutas y verduras, ayudará a tener una piel saludable y con ello a mejorar los brotes de acné.  

@jaasacosmetologa TOMA AGÜITA 💧#fypシ #parati #skincarecommunity #cosmetologa #piel #creandoparaayudar #acnecommunity #skincare #pielsana #rutinadeskin #skintips ♬ So crazy rn - 𝕸𝖎𝖒𝖎

 

2. Duerme lo necesario

Dormir un mínimo de 7 horas al día proporciona al cuerpo y al cerebro el descanso necesario para recuperar el estrés del día. Dormir es un mero ejercicio de supervivencia: nos permite desempeñar mejor nuestras actividades, tomar mejores decisiones, estar más alerta, optimista y tener mejores relaciones sociales. Y, como ya sabemos, cuanto mejor esté tu organismo, mejor estará tu piel y más controlado estarán tus brotes de acné. 

 

3. Hábitos alimenticios 

No se sabe a ciencia cierta si los alimentos, así como el estrés, causan acné. No obstante, sí que existe cierta relación, pues, si eres propenso a tener acné, es probable que ciertos alimentos, como aquellos elaborados a base de azúcares, harina, aceite refinado o grasas saturadas, afecten negativamente a tu piel. Esto se debe a que no le estás aportando los nutrientes necesarios que tu organismo necesita. 

 

 

4. Evita tocarte la cara 

Tienes que evitar tocarte la cara con las manos o con objetos que acumulen grasas y bacterias que puedan infectar los folículos. Para mantener las bacterias a raya, asegúrate que tus manos o, por ejemplo, las gafas, si es que las llevas, estén limpias para evitar obstruir los poros de la nariz (forma parte de la tan terrible zona T). Por esta misma razón, intenta que tu cabello, si está en contacto con tu rostro, no esté sucio o grasiento. 

Por otro lado, no intentes manipular las lesiones, es contraproducente, ya que puedes empujar la grasa o las partículas infectadas hacia capas más profundas de la piel. Estas acciones enrojecen la piel y forman marcas, las cuales requieren más tiempo para ser eliminadas.

Hay que evitar tocarse la cara 

 

5. Higiene facial 

La limpieza tiene como misión retirar la polución, la grasa generada y las bacterias a las que tu rostro haya sido expuesto. Lávate la cara dos veces al día, no más, realizando movimientos circulares. Para ello, usa agua tibia y el gel o loción que el dermatólogo te haya recomendado según la tipología de tu piel. 

Higiene facial para una piel libre de granos

6. Usa cremas

Tras la limpieza, La Academia Americana de Dermatología aconseja aplicar una crema de venta sin receta específica para reducir la grasa: seborreguladoras o matificantes. Estas crean una barrera protectora que reduce la acumulación de células muertas, grasas o residuos que impidan la respiración de la piel. 

 

 

7. Ten cuidado con el maquillaje 

Aunque el maquillaje es un buen aliado para realzar ciertos rasgos del rostro o para disimular algunas imperfecciones, conviene no usarlo a diario o, al menos, no en grandes cantidades que puedan perjudicar la salud de la piel. Siempre que sea posible, elige productos no comodogenicos (oil free), no duermas con el rostro maquillado y valora la posibilidad de no aplicar maquillaje todos los días. 

Maquillaje no comedogénico para pieles con tendencia acneicas

8. Protégete la piel del sol

El sol incide en las lesiones haciendo que, a la larga, tu piel desarrolle marcas de difícil eliminación, así como aumenta las arrugas y puede incrementar los riesgos de tener cáncer de piel. 

 

A raíz de este último tip, te invitamos a visualizar el siguiente vídeo donde expertos de diferentes ámbitos debaten sobre el acné, sus consecuencias psicológicas, el marketing que hay detrás de las ahora tan conocidas 'skincare routine', y la desconocida importancia de protegerse la piel frente a la exposición solar.

 

 

Desde Milla Cero queremos decirte que no te des por vencido. Puede ser que los resultados tarden en llegar, pero poco a poco irás notando una notable mejoría. 

 

 

 

 

TIPS PARA TENER UNA PIEL LIBRE DE GRANOS
Comentarios