jueves 2/12/21

Hacia la hibridación del trabajo

El 94% de los trabajadores españoles apuestan por un modelo híbrido, así como el 71% de las empresas, según una encuesta

Joven teletrabajando
Joven teletrabajando

Tras casi dos años después del nacimiento de la Covid-19 y año y medio desde que aconteció el Estado de alarma en España, la luz al final del túnel es más cegadora que nunca. Sin embargo, ciertas medidas que surgieron a raíz de la pandemia parece que nos van a acompañar durante algún tiempo más. Este podría ser el caso de las mascarillas, pero no parece que vaya a ser el del teletrabajo.

El trabajo telemático llegó a alcanzar un pico de hasta 3 millones de usuarios durante la época de confinamiento, según RTVE. Esto implicó que algunas empresas vieran entorpecidas o incluso paradas sus actividades, como podría ser el caso del sector hostelero o del industrial. No obstante, también supuso que ciertos trabajos no resultaran muy accidentados por el aislamiento doméstico, como la asistencia al cliente o el propio periodismo.

En situaciones menos comunes, se empezó a plantear el teletrabajo como una nueva forma de empleo igual de válida que la presencialidad. Julio Benavides Conde, especialista en siniestros corporales de Allianz Seguros en Córdoba, declara que “en nuestra empresa no nos habíamos planteado mantener el trabajo telemático tras la pandemia. Después de estos meses hemos visto que, tanto a nivel de costes como a nivel de productividad, nos sale rentable. Los empleados trabajan más desde casa y se ahorra en luz, comidas o alquiler. Por ello, a partir de octubre vamos a optar por el modelo de trabajo híbrido, cubriendo los gastos de los trabajadores que realicen su jornada laboral en casa”.

Por otro lado, el Consejo de Ministros aprobó una nueva regulación del teletrabajo el 22 de septiembre de 2020, que entró en vigor el 13 de octubre de ese mismo año. Un decreto que ampara a los empleados que realicen su trabajo telemáticamente, tanto parcial como totalmente, de manera independiente a la crisis del coronavirus. Esta ley tiene como objetivo principal velar por la seguridad de los trabajadores y su derecho al descanso, entre otros propósitos.

De esta manera, sumando la nueva regulación del teletrabajo a la estandarización de los contagios y un 75% de la población española vacunada, según el portal de datos Datadista, el trabajo telemático parece que ha pasado de ser la opción más eficiente en marzo de 2020 a una elección poco viable por parte de las empresas. Asimismo, la propia Administración General del Estado ha propuesto limitar las horas de teletrabajo de sus empleados a un máximo del 20% semanales, según la Cadena Ser, dejando paso al modelo híbrido de trabajo como alternativa, pese la que, a día de hoy, tan solo un 7,4% de los españoles lo han solicitado, según el diario Infobae. Este 20% implicaría la no aplicación del nuevo decreto del teletrabajo, pues no se contempla a un empleado como teletrabajador hasta que la actividad telemática conforme un mínimo del 30% de su jornada laboral.

En contraparte, un estudio ofrecido por el portal de empleo Jobtatus declara que el 94% de los españoles encuestados apuesta por un modelo híbrido, mientras que el 13% de los participantes declaran rendir mejor trabajando de modo presencial. Por último, el mismo estudio esclarece que el 71% de las empresas que han participado en dicha encuesta pretenden implantar el modelo híbrido a lo largo de septiembre, tratándose de un total de 13.850 empresas a favor de esta alternativa.

Si bien el futuro es aún incierto, los datos parecen avalar la desaparición del teletrabajo tal y como lo hemos vivido durante la pandemia, pero sentando un precedente a nivel laboral que puede suponer la estandarización del trabajo híbrido como práctica habitual en la mayoría de las empresas.

Comentarios