sábado. 22.06.2024

Tras 560 largos días y una pandemia de por medio, hayamos podido ser testigos, este pasado domingo, de la vuelta del fútbol al Santiago Bernabéu. Concretamente, fueron 30.000 personas las que tuvieron el grandísimo privilegio de volver a sentir lo que es ver un partido del Real Madrid en su propio “teatro de los sueños”.

Como ya adelantaban nuestros compañeros de El Español, el Santiago Bernabéu se vistió con sus mejoras galas para recibir a su afición este pasado 12 de septiembre con un partido que enfrentaba al Real Madrid ante el Celta de Vigo. No obstante, ayer no solo fue el estadio el que se lució. Una gran actuación sobre el verde de Vinicius Junior cerró una noche redonda para los madridistas, eclipsando un magnífico hat-trick de Karim Benzema.

Pero, ¿qué ha cambiado para que Vinicius Jr se convierta en indiscutible?

Ya lo decía Jorge D´Alessandro: Vinicius Jr llegará a ser una estrella del fútbol. La actuación del crack brasileño desató la locura del exjugador y tertuliano de El Chiringuito, que se explayó en un mar de elogios al jugador en el programa emitido tras el partido.

Jorge D´Alessandro alabando a Vinicius Junior.

Fuente: Los Reyes de Europa.

Dos años ha tenido que esperar la afición merengue para poder vivir un arranque de liga más que decente del delantero madridista. Cuatro goles en cuatro partidos, unas cifras poco reconocibles desde que Vinicius Jr aterrizó en Valdebebas. Pero, ¿cuáles han sido las claves de su buen juego?

Acierto de cara a portería

Todos sabemos que el delantero del Real Madrid tenía una cuenta pendiente con el gol, por no decir urgente. La falta de puntería, visible en estas últimas dos temporadas, ocupaba gran parte de las críticas hacia el jugador. Incluso Zinedine Zidane, en la anterior campaña, dejó de contar con él para ciertos partidos.

Aún así, el duro trabajo del brasileño, ajeno a las críticas y la presión de la prensa, han conseguido poner a tono al delantero para este arranque de liga y poder espantar esos fantasmas que le acechaban de cara a gol, haciendo de él un jugador más que indiscutible en el once blanco.

Conexión con Benzema

Bien sabemos que la relación entre el francés y el brasileño no era del todo buena. Según desveló El Chiringuito, el francés criticó duramente a su compañero en el descanso del partido contra el Borussia Mönchengladbach el cual terminó en tablas. Al parecer, no le gustaba el nivel que estaba dando en el terreno de juego. “Él hace lo que quiere. No juegues con él, hermano. Juega contra nosotros”, afirmaba el francés a Mendy en el túnel de vestuarios.

Vinicius Junior marcando un gol frente al Celta de Vigo.

No obstante, parece que todo eso se quedó atrás. La conexión entre ambos es fundamental en el rendimiento de la delantera madridista. Se buscan, se regalan asistencias, incluso se animan entre ellos, sin recriminarse absolutamente nada dentro del terreno de juego. ¿Veremos esa misma conexión con la llegada de Kylian Mbappé? ¿Hablaremos de un nuevo tridente en Europa?

Confianza del entrenador

Nada se puede conseguir sin confianza, y menos en el fútbol. La oportunidad que le ha otorgado Carlo Ancelotti en este inicio de temporada ha dado sus frutos. Ahora, las cosas se le complican al técnico italiano, pues este no contaba con el gran rendimiento de Vinicius Jr, para muchos ya indiscutible en el once del Real Madrid.

Carlo Ancelotti viviendo un partido como entrenador del Real Madrid.

Superación del propio jugador

Pocas veces recuerdo que un jugador con tan solo 18 años haya recibido tal número de críticas. Desde que es jugador del Real Madrid, la prensa no ha dejado de mirar con lupa cada partido del jugador brasileño, achacándole su mal rendimiento encuentro tras encuentro.

Sin embargo, la superación de este chico de tan solo 20 años ha conseguido tapar las críticas y, no solo eso, sino que las ha convertido en elogios. Me recuerda, salvando las distancias, a un tal Cristiano Ronaldo cuando vestía la camiseta del Real Madrid. Cuando no marcaba en dos o tres encuentros seguidos, las críticas le llovían: “está acabado”, “el fin de una era”… pero siempre conseguía resarcirse.

La mentalidad de este chico ha asombrado al mundo entero, pues quién sabe dónde estará su techo. El Madrid, tras el fracaso con el fichaje de Mbappé, tiene plan B para muchos años.