martes. 16.08.2022
Sociedad

El riesgo de los superalimentos

Día a día consumimos miles de titulares sensacionalistas que nos llevan a la confusión e incluso a cometer un error.

Imagen de una coliflor realizado por Marina Leonova.
Juego de imagen con coliflor, Marina Leonova.

En este caso analizaremos uno de estos titulares y el contenido de la noticia al completo con el experto nutricionista, Carlos Villarreal Ariza, licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Universidad de Córdoba, y actualmente asesor nutricional. 

Según el análisis publicado por el periódico "La Nueva España", la coliflor se trata del nuevo superalimento, considerado como el producto ideal en cualquier tipo de dieta. Hace una descripción de las características de este producto, pero sobre todo lo más destacable es como se centra en el modo de adelgazar, entrando en juego términos concretos como dieta, alimento saciante, sustituta de otros alimentos

Un largo etcétera del que Carlos en calidad de nutricionista nos define como un mal uso del lenguaje.

“Si bien es cierto que la coliflor se trata de un alimento con infinitas posibilidades en cuanto a su forma de cocinar, y que además nos aporta grandes características para configurar una dieta rica y saludable, es totalmente falso que cualquier alimento llegue a cumplir con la definición de “superalimento”. Esto se trata de un mito, una falsa esperanza creada para aquellas personas con una gran ilusión por reducir su índice de masa corporal en un escaso periodo de tiempo”. 

Al preguntarle a nuestro experto porque ningún alimento podría considerarse mejor que otro este nos aporta la siguiente lección:

“Los alimentos poseen infinitas características debido a su composición, las cuales reguladas por nuestro organismo actuarán de una forma más o menos beneficiosa, pero siempre cubriendo una necesidad. 

En una dieta equilibrada no existen alimentos prohibidos, tampoco alimentos milagrosos, existe una correcta proporción de estos. No hay mayor secreto que regular el consumo de los alimentos para favorecer a nuestro propio organismo.”

 

¿Consideras que la sociedad tiene un concepto adecuado y real, sobre lo que engloba el término, “dieta”?

No, rotundamente no.

 Actualmente a pesar de existir una mayor conciencia sobre el tema, un alto índice de la población relaciona el término con perder o ganar cierta cantidad de kilogramos.

Cuando me preguntan cuál es la dieta perfecta siempre respondo con una pregunta, ¿considera usted que todas las dietas tienen el mismo objetivo?, evidentemente la respuesta correcta es no, cada persona tiene un propósito, y no únicamente relacionado con su aspecto físico, hay quienes acuden a mí para controlar sus niveles y simplemente mantener unos índices adecuados. Otras personas que lo hacen para gestionar problemas concretos como lo pueden ser el colesterol y el tiroides, entre otros muchos, y ese porcentaje sobre el que tanto hincapié realizan en los medios, el que lo hace por su aspecto físico. Para mí todos ellos son igual de importantes, no existe distinción. 

Sin embargo, cada uno tiene un perfil muy concreto con el que trabajar. Hay casos en los que disminuir el índice de grasa, aumentar, otros en los que gestionar la retención de líquidos…

En todos los casos lo principal para realizar una dieta es comenzar realizando una analítica, de este modo conoceremos el estado en el que se encuentra el paciente, más allá del objetivo que persiga.

Posteriormente en función de ello, mi trabajo comienza con la gestión adecuada de los alimentos para crear una dieta perfectamente equilibrada, combinando principalmente el porcentaje de calorías adquiridas con el porcentaje de calorías consumidas a lo largo del mismo día. 

 

¿Entonces, cuál crees que debería ser el enfoque de noticias tan sensacionalistas para evitar provocar confusión?

“Creo que es imprescindible que acudan a la hora de redactar sobre temas tan importantes a un especialista. No porque seamos indispensables, sino porque en este caso podemos ayudar a darle a la noticia un enfoque correcto. 

Posiblemente mañana llegue una persona pidiéndome que incluya mucha coliflor en su dieta porque ha leído que es estupenda al tener pocas calorías, y lo primero que haré será preguntarle si al menos le gusta este alimento.  El cuerpo es tan sabio y a la vez tan complicado que su funcionamiento no puede depender de unos superalimentos”. 

 

Tal y como hemos podido analizar gracias a las palabras de Carlos, el mundo de la dietética se convierte en todo un desafío para los profesionales día a día por la cantidad de noticias falsas o con un mal enfoque a las que todo el mundo tiene acceso. Sin duda se trata de un tema de gran delicadeza, ya que pone en juego nuestra salud y bienestar, por lo que darle la importancia que merece y el trato adecuado debería de ser el principal objetivo de los medios.