sábado. 26.11.2022
CULTURA

España en la cima de Eurovisión

Nuestro país lleva más de 50 años sin llevarse el primer premio del Festival de la Canción de Eurovisión, sin embargo, han sido muchas las veces que nos hemos colocado en el pódium. Te ofrecemos la guía necesaria para conocer a los ocho representantes afortunados

Eurovision_2022_-_Semi-final_2_-_Il_Volo
Eurovisión es uno de los eventos musicales más importantes de Europa (Cc. Wikimedia Commons)

Desde que España debutara en el Festival de la Canción de Eurovisión en 1961, nuestro país no ha estado ausente en ninguna edición. Más de sesenta años de artistas y grupos que han pasado ya por el panorama eurovisivo (algunos con más beneplácito que otros). Aun formando parte del denominado `Big Five´, España ha logrado colarse en el podio de Eurovisión en contadas ocasiones, y es que en los últimos 35 años solo lo hemos conseguido en dos ocasiones.

Dejando atrás a personajes como Chiquilikuatre y los fracasos de los últimos ocho años, nos centraremos en las ocho ocasiones en las que nuestros representantes se situaron entre los tres primeros, desde el consagrado La La La hasta el viral Slo Mo Mo Mo. El ya famoso `Chanelazo´ nos ha permitido recordar aquellos tiempos en los que España era uno de los países punteros dentro del festival.


1968 - MASSIEL

23:15 del día 6 de abril. Toda España estuvo pegada a la, más que nunca, pequeña pantalla. Los decisivos votos yugoslavos hacían que Massiel venciera por un punto al gran favorito, Cliff Richards. Una Europa que parecía empezar en los Pirineos hacía ganadora a La Tanqueta de Leganitos.

Sin embargo, no todo fue un camino de rosas en la primera victoria española. Dos semanas antes de que comenzara el concurso en Londres, Joan Manuel Serrat sorprendió a todos renunciando a participar en el concurso. En tiempo récord, la elegida Massiel tuvo que adaptar y ensayar "su" La La La. La increíble interpretación y su icónico vestido minifaldero de Courrèges dejaron atónitos a propios y a extraños en el Royal Albert Hall. Más tarde, el triunfo de Massiel en Eurovisión sería capitalizado por la dictadura, constituyendo un gran impacto sociocultural para la España de los 60 en su intento de apertura internacional.


1969 - SALOMÉ

El sábado 29 de marzo de 1969 se celebraba por primera y última vez el Festival de la Canción de Eurovisión en la capital española. Diferentes gerifaltes del régimen ocuparon las principales butacas de la platea de una edición bastante peculiar y emocionante. La elegida fue la cantante catalana Salomé quien interpretó la icónica canción "Vivo cantando", que sería traducida a ocho idiomas. Nuestra representante subió al escenario del Teatro Real con uno de los vestidos que más han permanecido en la retina de los españoles y de los eurofans. Más de catorce kilos pesaba el mono turquesa de Pertegaz, formado por cinco mil canutillos de porcelana. Salomé, acompañada por los hermanos Valldemossa a los coros, hizo gala de simpatía y talento, y se aupó como una de las favoritas.

Finalmente; a falta de uno, fueron cuatro mujeres quienes se alzaron con el oro. La presentadora Laura Valenzuela y Massiel se vieron en verdaderos apuros cuando al concluir el concurso España, Reino Unido, Países Bajos y Francia empataron a 18 puntos. Era la primera vez que se producía un empate en el primer puesto y la carencia de ningún tipo de reglamentos para desempatar. Para ello, España se las vio y deseó para declarar a los cuatro países como vencedores.


1971 - KARINA

La racha exitosa de España en Eurovisión se vería prolongada una vez más con un más que meritorio segundo puesto por Karina. La cantante jienense fue la escogida para la edición de 1971, celebrada en Dublín. "En un mundo nuevo", escrita por Tony Luz se quedaría a tan solo doce puntos de la ganadora Séverine, que interpretaba en representación de Mónaco "Un banc, un arbre, une rue".

Sin embargo; como casi todas las grandes personajes de nuestro particular Eurovisión, Karina tuvo un largo camino para obtener su "pasaporte" a Irlanda. Ese año quedó marcado por el programa organizado por TVE, "Pasaporte a Dublín", donde grandes artistas de la época como Jaime Morey, Encarnita Polo, Conchita Márquez Piquer, Los Mismos, Nino Bravo y Rocío Jurado pelearían por representar a nuestro país. Tras diez programas presentados por Julio Iglesias, Massiel y José Luis Uribarri, Karina lograría ese honor.


1973 - MOCEDADES

Tras el décimo puesto obtenido por Jaime Morey (quien compitió en "Pasaporte a Dublín"), España volvió a subirse al podio de Eurovisión con Mocedades y "Eres tú". Escrita por Juan Carlos Calderón se posicionó desde bien temprano como una de las grandes favoritas a llevarse el micrófono de cristal junto a la representación británica. Los hermanos Uranga quedaron en un destacadísimo segundo lugar con 125 puntos, siendo la puntuación más alta por una canción española hasta ese momento.

La canción traspasaría fronteras y batiría todo tipo de récords nacional e internacionalmente. Fue top de ventas en Estados Unidos, grabada en variedad de idiomas, fue votada en Países Bajos como la mejor canción de la historia del festival y ha sido también elegida mediante una encuesta de TVE como la mejor canción que ha representado a nuestro país hasta la fecha. Sin duda, la interpretación de "Eres tú" de Mocedades es una de las mejores y más recordadas aportaciones de España al certamen.


1979 - BETTY MISSIEGO

Teresa Beatriz Missiego fue la seleccionada para representar a España en Eurovisión el 31 de marzo de 1979. La peruana-española se transformaría en nuestra voz para interpretar “Su Canción”, una obra de Fernando Moreno. La amable canción de Betty, con un mensaje sacado casi de Mr. Wonderful y con los coros realizados por cuatro angelicales niños, se mantuvo en el primer puesto hasta el último turno de las votaciones, el nuestro.

Betty hizo soñar a las familias españolas, por aquel entonces, más fanáticas de Eurovisión hasta que nosotros mismos nos apuñalamos por la espalda. España otorgaría 10 puntos a los israelíes condenando así a Betty al segundo lugar y generando una vez más polémica hablándose de “quijotadas”, tratando casi de estúpido a un jurado que simplemente llevó a cabo una honesta votación. Con 115 puntos y un país decepcionado a las puertas de la victoria, quedaríamos segundos solo 9 puntos detrás del “Milk and Honey” de los israelíes.


1984 - BRAVO

Sería el 5 de mayo de 1984 cuando Bravo (el grupo formado por Amaya Saizar, Yolanda Hoyos, Luis Villar y Esteban Santos) subiría al estrado del festival de la canción, tan solo un año después del fracaso de los 0 puntos de Remedios Amaya. En este contexto, las esperanzas del grupo español y de sus seguidores se encontraba algo baja. La lenta canción “Lady, Lady” no parecía alentar a los hogares de nuestro país, que preveían un fracaso como el anterior.

Sin embargo, el por algunos llamado ABBA donostiarra lograría sorprender a los televidentes y al resto de participantes obteniendo un óptimo desarrollo en las votaciones. Aun así, los peleados 106 puntos del grupo vasco no fueron suficientes para plantarse en el primer lugar de la competición, quedando terceros por detrás de Irlanda y Suecia. De forma inesperada, los representantes lograron que todo el público cantara su nombre entre aplausos: “¡Bravo, Bravo!”.


1995 - ANABEL CONDE

La artista fuengiroleña, Anabel Conde, fue seleccionada para representar a España en el año 1995. En una entrevista a Laura Casado, Anabel confesó que ella ni siquiera era consciente de que formaba parte del proceso de preselección. La por aquel entonces joven de 20 años llegaría al festival con la canción “Vuelve conmigo” entre escepticismos y dudas, pero dispuesta a cerrar bocas.

Y es que así fue, pues la malagueña alcanzó el segundo puesto con un tema en el que surfeaba entre subidas y bajadas de voz y cambios de tono. Con un total de 119 puntos y con dos máximas puntuaciones (y sin la existencia del televoto), Anabel logró alcanzar el segundo puesto 16 años después de que lo hiciera Betty Missiego, quedando por detrás del “Nocturne” de Noruega


2022 - CHANEL

No podríamos terminar esta lista de otra forma que con el ‘Chanelazo’. Tras la vuelta del Benidorm Fest, utilizado como renovado medio para seleccionar al representante de nuestro país en Eurovisión, Chanel lograría coronarse y proclamarse como la voz de España en el festival. Sin embargo, el recibimiento de la cubana española entre los eurofans no fue el mejor. Frente a las artistas preferidas por el público, Rigoberta Bandini y Tanxugueiras, fue finalmente Chanel la que se hizo con el papel protagonista de forma algo polémica aparentemente.

Slo Mo sería el tema que llegaría directamente hasta la final de Eurovisión, un llamativo reggaetón que asestaría un golpe de cadera al resto de los países participantes alcanzando el tercer puesto en la competición. España alcanzaría el podio 27 años después con ocho máximas puntuaciones y un total de 228 puntos por parte del televoto, sumando entre ambos 459.

Sin embargo, Chanel no conseguiría librarse de la polémica, aunque esta vez a su favor, pues la victoria de Ucrania se vio claramente influenciada por la situación política en el este de Europa. A pesar de esto, y bañados en incertidumbre respecto a cuál será la sede del festival el próximo año, la cantante de Slo Mo ha permitido a los españoles gozar de un maravilloso concurso y unas interesantísimas votaciones.

¡Ahora comprueba si eres un verdadero eurofán!

 


Comentarios