viernes. 01.07.2022
Mónica Carrillo, periodista

He trabajado duro, me he esforzado y he aprovechado las oportunidades que me han brindado

La periodista y presentadora Mónica Carrillo
La periodista y presentadora Mónica Carrillo

Nos puede hablar un poco de todo; desde arquitectura hasta de las últimas noticias. Con inquietudes permanentes, un humor inteligente que engancha y la cercanía hacia sus seguidores solo hace que queramos conocer más de ella. Calentamos motores en el coche de Mónica Carrillo, donde nos cuenta los cambios de rasante, frenazos o incluso algún giro de volante que ha dado hasta llegar a su destino final: la literatura y el periodismo, que estaban ansiosos por su llegada.

Tengo la suerte de conocer a Mónica desde que nací, pues las dos venimos de la misma ciudad donde nuestras familias han compartido las rutinas puerta con puerta. Hoy toca volver a casa y, mientras tanto, aprovecho para poder aprender más de ella. Tras saludarnos, nos montamos rápidamente en el coche. Ella conduce, yo de copiloto, cinturones abrochados. Salimos del caos de Madrid.  Cogemos por fin la A-3, dirección Elche. Suena Supersubmarina, un grupo que nos encanta a las dos. Concretamente una de las canciones más conocidas, “Viento de cara”. No pudimos aguantarnos las ganas por seguir la estrofa que dice así: “Que cada vez que te vuelva a mirar, me resulte más fácil morir, que obligarme a decir la verdad”.

Mónica Carrillo durante la grabación de la colaboración con ELLE y Porsche, HUGO F. VALEIRAS_3.jpg
Mónica Carrillo durante la grabación de la colaboración con ELLE y Porsche, HUGO F. VALEIRAS

La miro y le digo: esta banda sonora me lleva irremediablemente a tu primera novela La Luz de Candela, donde hay un capítulo en el que hilvanas distintas estrofas de varios temas que han sido importantes en algún momento de tu vida. ¿Por qué decidiste dar ese giro en tu carrera profesional hacia la escritura?, ¿Cómo fue? «En realidad, no fue algo premeditado. Respondió más a una necesidad de expresarme que a un plan establecido. Siempre me ha gustado la comunicación, expresarme con palabras y con el periodismo lo había conseguido, pero siempre siendo fiel a la realidad. La literatura me abrió las puertas de la ficción. Es algo maravilloso. Puedes crear los personajes a tu antojo y llevarlos a donde te lleve tu imaginación. No hay más límites de los que tú mismo te impongas. Para mí, escribir novelas es gozar de la libertad absoluta».

La literatura me abrió las puertas de la ficción. Es algo maravilloso.

Animada por la música y por su respuesta liberadora le sugiero poner otra canción del mismo grupo. Mónica se muestra encantada mientras yo improviso de pinchadiscos. Escojo los versos de un tema que tiene el mismo nombre que el grupo, “Supersubmarina”. En el coche suena: “Porque, en esta asignatura, llevo más de un su-su-su-su-su, un su-su-su-su-su, suspenso”. ¿Mónica, tú que eras más de las empollonas o de las que les quedaba hasta el recreo? «Siempre he sido buena estudiante y sacaba buenas notas. No es que estuviera todo el día estudiando, pero sí que he sido muy responsable con mis tareas. En clase por lo que me llamaban la atención era por hablar demasiado con mis compañeros. Ya te he dicho que me ha gustado mucho la comunicación desde niña». Las dos nos echamos a reír conscientes de que es un rasgo de nuestra personalidad que compartimos.

Mónica Carrillo durante la grabación de la colaboración con ELLE y Porsche, HUGO F. VALEIRAS_2.jpg
Mónica Carrillo durante la grabación de la colaboración con ELLE y Porsche, HUGO F. VALEIRAS

Seguimos rumbo a Elche, mientras observamos la caída del sol y el cielo se tiñe progresivamente de rojo. Recorremos aquel inmenso horizonte de tierra y gozamos de un paisaje verdaderamente alucinante.  La lista de música sigue su curso a mis órdenes. Ahora suena “Soy fan de ti” de Sidecars. “Por tantas razones soy fan de ti no lo puedo evitar”, cantamos como dos locas. De nuevo aprovecho la letra para lanzar mi siguiente pregunta. Te confieso Mónica y te diré que, te admiro por muchas razones, pero una de ellas es por la valentía de haber probado tantos palos hasta dar con tu tecla. ¿Cómo fue el primer momento en el que te diste cuenta de que lo que estabas haciendo no era lo tuyo?, ¿Qué sentiste?, ¿Miedo?, ¿O te morías de ganas de cambiarlo? «Si te soy sincera, nunca supe cuál sería la tecla que me encajaría, lo que siempre he tenido claro es que no me conformaría con algo que no me apasionase. Por eso lo intenté con arquitectura y con turismo y, a pesar de que son dos opciones que me gustan, mi pasión seguía siendo el periodismo. Así que me fui Madrid a estudiar y a intentar poder dedicarme profesionalmente a ello. Ahora, si miro hacia atrás, me doy cuenta de que fui valiente por no quedarme con la opción sencilla. Mis decisiones me llenaron de dudas y de incertidumbres, pero me alegro de haberme atrevido. También soy consciente de que he tenido mucha suerte. He trabajado duro, me he esforzado y he aprovechado las oportunidades que me han brindado. Se tienen que alinear los astros y que te pillen trabajando».

Soy consciente de que he tenido mucha suerte

Llegados a ese punto y fruto de la complicidad que tenemos nos permitimos ponernos un poquito intensas, un momento propiciado también por el ambiente que crea la canción que ahora suena: “Era” de Estopa y Joan Manuel. Le pregunto sin preámbulos ni anestesia: ¿Qué eras?, ¿Cómo te ves ahora y cómo te ves en un futuro? «Ojalá fuera fácil responder esa cuestión. Es la gran duda existencial: de dónde venimos y a donde vamos. Lo que tengo presente siempre es de la familia de la que vengo, de los valores que nos transmitieron en casa mis padres, y de lo que quiero ser de mayor: básicamente ser feliz y buena persona. Parece fácil pero no lo es si miramos cómo está el mundo. Creo que es responsabilidad de cada uno que aportemos nuestro granito de arena en hacer de nuestro entorno algo mejor. En mi caso, con mi exposición pública, tengo más repercusión y eso también me hace ser muy cuidadosa con los mensajes que lanzo».

Lo que quiero ser de mayor: básicamente ser feliz y buena persona

Ya nos aproximamos a nuestro destino. Ha sido un viaje que definitivamente recordaré con mucho cariño, donde hemos reído, cantado y sobre todo aprendido de alguien con un gran valor tanto profesional como personal. Gracias por tu tiempo, que también cura. Llegamos a la puerta de mi casa. Nos damos un buen achuchón apretado.

Mónica posando para una colaboración con ELLE y Porsche_FERNANDO ROI_2
Mónica posando para una colaboración con ELLE y Porsche_FERNANDO ROI
Comentarios