sábado. 03.12.2022
Dumas, creador de contenido

Por mucho que subas videos y te esfuerces puede ser que nunca triunfes

Empezó a subir videos a YouTube por hobby. Hoy cuenta con más de doscientos mil seguidores y ha conseguido colaborar con marcas como Carolina Herrera o Yves Saint Laurent

Foto de Instagram @notdumas en colaboración con Yves Saint Laurent
Foto de Instagram @notdumas en colaboración con Yves Saint Laurent

Su nombre es Santos Peralta, pero todo el mundo lo conoce como Dumas. Como presagio de lo que le esperaba en su carrera sintió cierta admiración cuando, en el colegio, tuvo que hacer un trabajo sobre el escritor Alejandro Dumas y su obra Los tres mosqueteros. Sin saberlo, la historia de su protagonista, D'artagnan, iba a ser motivo de inspiración ya que, al igual que el personaje de ficción emigró a París en su objetivo de convertirse en mosquetero, Dumas dejó Almería para encontrar nuevas oportunidades en Madrid.

Su trayectoria comienza tiempo antes. Con apenas 14 años, en 2012, abrió su primer canal de YouTube, “empecé por un youtuber muy antiguo que se llamaba Thous, en sus vídeos transmitía ese rollo de ser adolescente, visitaba distintos lugares de España, contagiaba diversión y eso me motivó a querer hacerlo con mis amigos”. A partir de ahí, comenzó a interesarse por el mundo de la edición y a subir vídeos de skate, viajando con sus amigos y visitando lugares abandonados de Almería. “Empecé a subir videos a YouTube como hobby, vi que era algo que en mi ciudad interesaba, lo hacía por divertirme con mis amigos y por mí mismo, porque era algo que me entretenía”. Y aunque hoy se dedique a este mundo, cuando comenzó no existía esa idea de poder ser creador de contenido en las redes sociales de manera profesional y poder ganar dinero con ello.

En 2016, conoció a youtubers muy importantes del panorama nacional como Spursito, LMDShow o Buyer, esto le ayudó a crear una red de contactos dentro de este mundo. También conoció a Nil Ojeda, con el que sigue manteniendo una gran amistad actualmente y que, sin saberlo, se iba a terminar convirtiendo en una persona fundamental en su carrera.

Foto de Instagram @notdumas con Nil Ojeda en 2017
Foto de Instagram @notdumas con Nil Ojeda en 2017

Cuando su canal estaba viviendo un momento emergente decidió parar, “no me motivaba lo que hacía, al estar en Almería no encontraba ni sitios, ni oportunidades”. Aún seguía estudiando y necesitaba poner en orden sus prioridades, no contaba con ingresos económicos, seguía con los estudios y el contenido que estaba creando no le gustaba. Además, coincidió con una época en la que comenzó a distanciarse de sus amigos por falta de tiempo. Esto llevó a Dumas a dejar YouTube en 2018 durante un año, hasta que en 2019 decidió volver y subir videos sobre moda. Era un tema con el que se sentía cómodo, le gustaba, era un contenido más específico y no existía mucha rivalidad en España en ese campo. Aunque en su vuelta a YouTube seguía sin tener como objetivo profesional el dedicarse a las redes sociales.

En el mundo de las redes sociales nunca puedes decir voy a dedicarme a esto porque no depende únicamente de ti, solo lo consiguen el 0,1% de personas que lo intentan

Es una idea que muchos creadores de contenido han puesto de manifiesto, el mundo de las redes sociales no es tan fácil como parece, “por mucho que subas videos y te esfuerces puede ser que nunca triunfes”. Para Dumas, su idea era la de subir videos sobre un tema que le interesaba, no tenía como meta alcanzar un gran número de seguidores, “nunca sabes si la gente te va a querer ver o no, si vas a conseguir enganchar”. Empezó porque le gustaba y, paralelamente, lo complementaba con trabajos relacionados con el sector audiovisual, “es como el que juega en un equipo de fútbol de ligas inferiores que no cobra, pero lo hace porque le gusta”.

Para poder dedicarte a este mundo es importante trabajar e ir cogiendo los trenes que se presentan. Fiel a esta idea, a mediados de 2020, se independizó y dejó su ciudad natal en busca de nuevas oportunidades, “Nil me dijo que me fuera a Madrid y fue él el que me ayudó con todo este cambio”. Siguió trabajando a distancia con una empresa relacionada con el mundo audiovisual y como editor de distintos creadores de contenido; esto le permitió poder tener un sustento económico para poder vivir en la capital. A los tres meses de mudarse sus videos empezaron a viralizarse y consiguió que sus seguidores crecieran, “si después del parón no hubiese vuelto a YouTube Nil nunca me hubiese propuesto irme a Madrid, es por eso por lo que digo que hay que estar siempre trabajando y aprovechar las oportunidades”.

Dedicarte a las redes sociales es una mezcla de suerte y casualidad, pero esa suerte y casualidad no llegan si no estás trabajando

Durante su trayectoria ha tenido la oportunidad de conocer a muchas personas, algunas relacionadas con este mundo y otras externas a él. Con su llegada a Madrid Nil le presentó a Werlyb, a ByCalitos y a Goorgo, así se formó el conocido grupo de LAFAM. “Pasó de ser un grupo de creadores de contenido a ser un grupo de amistad real”.  Y aunque las redes sociales le han hecho crear nuevos vínculos, también ha tenido que decir adiós a sus raíces. El tema de las amistades es un asunto muy importante para él, “cuando tienes clara tus metas y tus sueños es necesario relacionarse con personas que te ayuden y te beneficien en tu camino por conseguir tus objetivos”. Al irse de Almería tuvo que dejar a amigos suyos atrás, renunció a amistades con las que no compartía las mismas ambiciones o con las que, al crecer, ya no seguían su misma línea de pensamiento.

Captura de un directo de Goorgo con todos los miembros del grupo
Captura de un directo de Goorgo con todos los miembros del grupo

No se debe tener miedo a decir adiós porque lo primero es uno mismo y hay que rodearse de personas que tengan una buena influencia sobre nosotros

A partir de que se mudase a Madrid las oportunidades de crear contenido más exclusivo y creativo aumentaron. Comenzó, sin haber estudiado nada relacionado con ello, a convertirse en un referente en el mundo de la moda. Y es que hoy en día se ha conseguido una democratización de la información, “gracias a internet y con toda la información a la que tenemos acceso es mucho más fácil poder dedicarte a algo sin la necesidad de tener un título universitario”. Y así empezó, creando contenido sobre un tema del que no era experto, pero le interesaba y, sobre todo, intentando aportar un nuevo punto de vista más creativo y personal, “un contenido más interactivo y que se diferenciara de lo que ya se hacía en España”.

Esta necesidad de crear una mayor interacción con sus seguidores es lo que le llevó a abrirse un canal en Twitch, “es un lugar que me permite ser yo mismo al 100%, es por ello por lo que empecé y por lo que sigo”. Para poder hablar con su chat, reírse con ellos y pasar una tarde hablando de cualquier tema la plataforma de streaming es el mejor medio para poder hacerlo, “pero cuando empieza a ser una rutina diaria se convierte en algo muy sedentario”. Por esto Dumas considera muy importante crear horarios y organizarse a la hora de empezar a hacer directos, “me he marcado hacer directos los lunes, martes, miércoles y domingos, el resto de días lo dedico a los videos y a disfrutar de mi tiempo libre”.

Y al hablar de Twitch no se podía pasar por alto la reciente polémica que hubo en redes respecto al Xokas y sus cuentas privadas, una pregunta para la que Dumas estaba preparado, “sabía que me ibas a preguntar sobre el tema”. Cuando te conviertes en un personaje público y te expones ante miles de personas “siempre va a haber alguien que te critique, es importante intentar ignorar todos esos comentarios negativos que solo intentan hacerte daño y centrarse en el público al que le gusta lo que haces y valora tu trabajo”. Esto es algo que el Xokas no supo gestionar, “parecía un tío muy seguro de sí mismo y cuando salió todo este tema nos dimos cuenta de que en verdad tiene muchas inseguridades”. Esto le llevó a adentrarse en una burbuja de odio, “además, no puede ser que un chaval se lleve de lunes a domingo doce horas diarias hablando con un chat”. Es en casos como este cuando la necesidad de tener tiempo libre y descansar se hacen más notables.

No puedes obsesionarte con los números, hay que gestionarlo de manera inteligente

Gestión y reinvención, son dos claves esenciales si quieres dedicarte a esto. Son muchos los youtubers, influencers o streamers que en su obsesión por conseguir números han dejado de lado a su comunidad y la creación de un contenido de calidad. Cada vez son más los que, por miedo a perder su influencia en las redes, hacen uso de un clickbait aún más exagerado en YouTube para conseguir visitas o likes. Desde los comienzos de YouTube estos creadores de contenido que abusaban del clickbait muchas veces terminaban opacando a creadores que hacían contenido de mayor calidad, “la parte mala de YouTube es como la telebasura, existe y hay personas que consumen ese tipo de contenido y siempre va a estar”.

Actualmente, esta idea está cambiando, cada vez se aprecia más a creadores como Clavero o Lethal Crysis. Además, las marcas ya no buscan a personas con muchos seguidores para colaborar sino a influencers que tengan una buena comunidad. Se está produciendo un cambio en la forma en la que las marcas se relacionan con los seguidores y los creadores de contenido, en muchos casos prefieren a influencers más pequeños pero con una comunidad más fuerte y fiel. Esto lo podemos ver en casos como el de Dumas, que hoy ha conseguido trabajar con marcas como Carolina Herrera, Heineken o Pull and Bear. La calidad de su contenido ha provocado que sus seguidores aprecien lo que hace y lo aprecien a él, “eso vale mucho dinero, la fidelidad de tus seguidores es muy importante, las marcas trabajan mucho conmigo porque cada vez que patrocino algo la gente se interesa”.

Foto de Instagram @notdumas con @paulagonu y @werlyb en el evento de Heineken
Foto de Instagram @notdumas con @paulagonu y @werlyb en el evento de Heineken

Estoy creciendo lentamente, pero estoy creando una comunidad muy fiel que sé que no me va a dejar tirado

Una idea totalmente opuesta a lo que está pasando con Tik Tok, una aplicación que a partir de la cuarentena de 2020 comenzó a crecer hasta convertirse en una de las plataformas más usadas por los jóvenes. Videos de quince o treinta segundos que consiguen enganchar y captar la atención de los usuarios, “un contenido sencillo que ha llevado a muchos a alcanzar millones de seguidores pero que, en realidad, no los conoce nadie”. Esto está sacando a relucir que el tener muchos seguidores no conlleva tener una comunidad sólida, “muchos tiktokers han intentado pasarse a Twitch y son incapaces de traspasar sus seguidores, además, normalmente no tienen ninguna publicación colaborando con marcas”. Dumas explica que cuando una marca quiere colaborar con un influencer se fija más en los datos demográficos de los seguidores y en la fidelidad de su comunidad para saber si colaborar o no con ellos.

Hace unos años YouTube era el lugar de preferencia para que los creadores de contenido se diesen a conocer pero, actualmente, es Tik Tok la encargada de ello. “Tik Tok es una herramienta que se usa mal, pero para hacer videos virales y para darse a conocer es lo mejor”. Esto está llevando a que cada vez menos creadores apuesten por YouTube a la hora de compartir y crear contenido. “El algoritmo de YouTube cambia cada año, y cada vez se apuesta más por contenido de actualidad que de entretenimiento, prefieren un contenido dirigido a un público más adulto como el de Jordi Wild”. Esto está provocando que muchos creadores, al no conseguir visitas, estén dejando YouTube para irse a otras plataformas como Twitch o Tik Tok.

YouTube está muerto para los creadores de contenido

Al igual que YouTube está muriendo para los creadores de contenido, la televisión está muriendo para las nuevas generaciones. En la constante por parte de los medios de comunicación tradicionales de criticar a los influencers y streamers están consiguiendo perder a gran parte de la audiencia más joven. “Los creadores de contenido son personas con talento que influencian y que entretienen, y siempre y cuando el creador tenga buena fe y lo que transmita sea rico en contenido lo veo algo positivo”. Una idea que muchos creadores se han empeñado en destacar; existe mucho talento en redes sociales y es importante que también se hable de ello.

El mundo de la comunicación ha sufrido y está sufriendo muchos cambios, pero después de este recorrido por el pasado y el presente, toca hablar del futuro. Son cada vez más las marcas y empresas que apuestan por estos medios, “la televisión de aquí a unos años va a morir y plataformas de streaming como Twitch van a ir creciendo cada vez más”. Dumas ofrece una idea sobre el futuro que les espera a los grandes medios de comunicación y al mundo de los creadores de contenido, “probablemente los clubs de esports serán los que terminen adquiriendo un carácter cada vez más televisivo y acaben opacando a los medios tradicionales”. Y no sería raro que de aquí a unos años la idea que existe actualmente sobre las plataformas de streaming online cambie, y que en un futuro se haga contenido propio de la televisión en estos medios, la diferencia será que los creadores serán otros.

Hablando del futuro no podemos pasar por alto qué objetivos tiene Dumas a nivel profesional. “Mi intención es la de seguir creciendo hasta conseguir una buena base en las redes sociales”. Pero no todas sus metas están relacionadas con este mundo, “estoy abierto a cualquier inversión en alguna empresa o si se me presenta la oportunidad poder crear mi propia startup”. Ya tiene algunas ideas en mente, pero no cierra las puertas a ninguna ocasión que se le presente. A corto plazo revela que a finales de año se va a involucrar en un nuevo proyecto y ya ha ido dejando algunas pistas en redes sociales.

Tweet de @guanyarr
Tweet de @guanyarr

 

Comentarios