martes. 23.07.2024
China marca un nuevo hito histórico para la ciencia

China encabeza la carrera espacial

Este descubrimiento ha puesto a China a la cabeza de la innovación tecnológica y científica. La sonda Chang'e 4 aterrizó en la Luna el pasado 3 de enero, marcando así un nuevo comienzo por la conquista del universo. Habrá que esperar para ver cuáles son los siguientes pasos de la CNSA (Administración Espacial Nacional de China) dentro de la astronomía.

Dw-Oa8QVsAAn2lK
Imagen de la sonda espacial China Chang'e 4. Imagen: CNSA

Hace casi 80 años que comenzó la Guerra Fría entre el bloque Occidental (EE.UU y aliados) y el bloque del Este (capitaneado por la URSS). Fue justo al terminar la Segunda Guerra Mundial, entre 1945 y 1947, cuando ambos bandos comenzaron el enfrentamiento político, social y económico más grande de la historia. Pero no fue hasta el comienzo de 1957 cuando empezaron a desarrollar tecnología espacial para la búsqueda de hitos históricos que marcasen un antes y un después en la historia. 

EE.UU fue el vencedor ante la Unión Soviética, tras la llegada del hombre a la luna en 1969, al construir el primer artefacto humano (Apolo 11) que orbitó alrededor de dicho satélite. 50 años más tarde, en enero de este recién entrado año, China ha vuelto a marcar el comienzo de la carrera espacial tomando la delantera. Ha sido el primer país en conseguir aterrizar, y explorar, la cara oculta de la Luna

Gráfico del aterrizaje lunar de la sonda China. Imagen: Daily Express

                                                                                                        Gráfico del aterrizaje lunar de la sonda China. Imagen: Daily Express

La sonda, bautizada como Chang'e 4, y lanzada desde Pekín, ha supuesto uno de los mayores éxitos en cuanto a ciencia y tecnología que llevamos durante este nuevo milenio. El gigante asiático, que también es segunda potencia económica en el orden mundial, lidera así también la ciencia. Esto ha supuesto que China se convierta en referente mundial con el que deben colaborar, las potencias mundiales como EEUU, para las siguientes misiones venideras. 

El principal objetivo de la sonda Chang'e 4 es analizar la composición del terreno y el relieve de la zona, lo que podría dar pistas sobre los orígenes y evolución del satélite.

Estas declaraciones hechas por funcionarios de la Administración Nacional Espacial de China (CNSA) demuestran que su objetivo es ir más allá de descubrir qué contiene la cara oculta de la Luna, más concretamente averiguar cuál fue el origen del satélite y cuáles podrán ser sus cambio evolutivos de cara al futuro. 

Un reto enorme que se presenta para los Estados Unidos, ya que China ha marcado el inicio de una nueva era con respecto al satélite menos explorado que más al alcance tenemos. Es cierto que también es un gran reto el progreso de la sonda Chang'e 4, ya que tuvo que, tras aterrizar y tomar las imágenes, entrar en modo hibernación para poder soportar las altas temperaturas (100º centígrados) que se alcanza en la cara oculta. En este enlace se puede apreciar el alunizaje de la sonda China el pasado 3 de enero. 

Como bien se sabe, la luna posee dos caras totalmente distintas entre sí. La cara que conocemos posee cráteres y llanuras mientras que el lado oscuro de la luna está formado por todo lo contrario, es decir, aumento de la temperatura que hace que la corte esté compuesta de un grosor distinto. Habrá que esperar para conocer cuáles son los orígenes del satélite más famoso hasta el momento.