miércoles 20/1/21
Actualidad

Antidisturbios vs Antidisturbios

¿Qué opina un antidisturbios real de la serie Antidisturbios de Movistar+?
Cartel serie Antidisturbios Movistar+
Cartel serie Antidisturbios Movistar+

El pasado 16 de octubre se estrenó la serie “Antidisturbios” en la plataforma Movistar+, creada por Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen. La serie nos muestra la historia de 6 policías de la UIP (Unidad de Intervención Policial) que tienen que actuar en un desahucio. Durante el desalojamiento, muere una persona y a los policías se les complica la vida: se les somete a juicio, son investigados por asuntos internos y se le suman los problemas personales de cada uno.

La serie ha recibido varias críticas por parte de los sindicatos policiales. La JUPOL (Justicia Salarial Policial) tacha la serie de “basura” y de manchar la imagen de la UIP.
 

Mientras que el SUP (Sindicato Unificado de Policía), recalca lo alejada que está de la realidad la serie. 

 

Además, hemos contactado con Nicolás Blanca Leiva, que lleva 31 años en el Cuerpo Nacional de Policía, ha realizado escoltas en el País Vasco desde el año 2000 hasta hace poco a políticos de diferentes partidos, personas públicas de relevancia social, Jueces, periodistas, etc, protegiéndolos de la amenaza terrorista E. T. A., y estuvo activo en la UIP desde el año 1994 hasta el 2007.

Nos cuenta que en la UIP, las principales tareas son:

·Control y canalización de “masas” durante el transcurso de eventos sociales, deportivos y de otra índole (competiciones deportivas, acontecimientos de gran aglomeración de personas como pueden ser festivales, ferias, conciertos, vuelta ciclista a España, etc.). La unidad Central (UCI) principalmente en partidos catalogados como de alto riesgo (mucha rivalidad deportiva y competiciones europeas).

·Control y protección para el ejercicio del normal desarrollo del Derecho de Manifestación, especialmente cuando se trate de manifestaciones que puedan ocasionar graves  alteraciones de orden público.

·Participación en Dispositivos (DEC) controles estáticos policiales, ya sean de índole antiterroristas o delincuencia común y organizada, (drogas, armas, etc.).

·Protección de altas personalidades nacionales o extranjeras (VIP) (Visita de su Santidad el Papa, mandatarios extranjeros, cumbres europeas, etc.), bien durante su participación en actos públicos u otros de análoga importancia.

·Intervención en el restablecimiento del orden público debido a graves alteraciones del mismo.

·Intervención en caso de motín o alteraciones graves del orden en centros penitenciarios.

·Participación en dispositivos de Seguridad ciudadana, en apoyo de otras Unidades que lo requieran (entradas y registro,seguridad estática y dinámica, etc.).

·Protección estática y dinámica de edificios públicos cuando así lo requieran, así como instalaciones denominadas estratégicas (sobretodo en niveles de alarma, procesos electorales, etc.).

·Asimismo, dichas unidades también pueden intervenir en situaciones de análoga peligrosidad a las descritas anteriormente cuando así sean requeridas.

Nicolás Blanca ha visto la serie completa y, en su opinión, "ha resultado mayoritariamente muy polémica en el ámbito de nuestro colectivo en cuanto al tratamiento, falta de rigurosidad respecto a la labor policial que desarrollan, así como la nefasta imagen que se traslada al espectador y por ende al “ciudadano” sobre dichas Unidades, máxime cuando La Policía Nacional es de las Instituciones mejor valoradas por los ciudadanos. Y me reafirmo en lo descrito anteriormente ya que lo que se traslada y se observa en los actores que la protagonizan, pertenecientes a la UIP, ni mucho menos es la actitud ni profesionalidad que se vive en dichas unidades. Dicho de otro modo, en mi extensa pertenencia a dichas Unidades, nunca, y repito nunca he observado conductas entre mis compañeros como las que se evidencia y casi de forma generalizada en el equipo operativo que hace mención en dicha serie, tales como el consumo de drogas ya sea de forma habitual o esporádica, actitudes violentas y de estereotipo neonazi que para nada se asemejan a la realidad, salvo algún caso aislado o excepcional, y que por supuesto no puede ni mucho menos extrapolarse al trabajo en la calle, ya que sería censurado de inmediato por el resto de compañeros de equipo o superior jerárquico".

En cuanto a la imagen que transmiten los personajes nos cuenta que "transmiten una brutalidad, vocabulario soez y vulgar hacia el ciudadano que para nada es la generalidad en dichas Unidades, por tanto casos aislados de tales comportamiento no pueden servir de base para que los mismos se hagan extensivos a la totalidad de los componentes de dichas Unidades".

El policía muestra su rechazo a la imagen de policías corruptos manipulando pruebas y mostrándoles partícipes de las llamadas “cloacas del Estado”: “todo ello obviamente con una clara intencionalidad de menoscabar la imagen de los Policías adscritos a esas Unidades, adoptando el todo vale o el fin justifica los medios”.

Nos cuenta sus razones por las que no se debería dejar pasar las faltas de la serie, ya que los productores y directores aseguraron haberse informado sobre el trabajo de los antidisturbios: "aunque por parte de los responsables de la producción y dirección de dicha serie se trate de minimizar el malestar ocasionado en el colectivo argumentando entre otras razones que se trata de una serie de ficción, bien es cierto que durante la promoción y estreno de la misma se aseguró por dichos responsables que fueron rigurosos con la información recibida e incluso se documentaron y convivieron con varios funcionarios pertenecientes a las UIPs. Por lo que la indignación en el colectivo se acentúa aún más a sabiendas que hacen mención a que funcionarios adscritos a esa unidad fueron lo que asesoraron, poniendo en entredicho tal asesoramiento ya que en primer lugar y recalco bien lo siguiente, “es total y rigurosamente falso que un equipo operativo intervenga en un desalojo o alteración del orden público, ya que la unidad básica de actuación en dichos servicios es un subgrupo, o sea; dos equipos operativos compuestos por al menos seis funcionarios cada uno más el responsable del subgrupo que normalmente es un subinspector, total 15 funcionarios”, y no seis como se trata en la serie, y al mando de un Oficial, totalmente falso", recalca con cierta indignación.

También subraya las malas praxis llevadas a cabo en la historia: "también es totalmente falso y capcioso que la Policía, ya sea de la Unidad que sea, acate las órdenes de la Autoridad Judicial cuando de estas órdenes puedan derivarse graves alteraciones de orden público o peligro para las personas. Cualquier responsable del Servicio no antepone la integridad física de los agentes o las personas a un Auto Judicial. Sólo se acatarían dicha resoluciones judiciales cuando se ofrecen las garantías necesarias y se cuenta con efectivos necesarios para su desarrollo".

Antidistrubios (Movistar+): antidisturbios interviniendo en desahucio

Cuando le preguntamos sobre los aspectos a mejorar de la serie respecto a la imagen que se da de los antidisturbios, reivindica, principalmente, "que se transmita una imagen, salvo casos excepcionales, de hombres y mujeres con una vida normal, una familia tipo y no la imagen de que la gran mayoría de ellos tienen problemas de adicciones, violencia machista, familias desestructuradas y problemas de convivencia familiar y social, brutalidad en el trabajo, etc.".

Además, nos explica cuál es la forma correcta en que se realiza realmente el trabajo: "requiere de una excelente formación tanto en materia jurídica, física y conocimientos; siempre previo al servicio a los funcionarios que van a realizarlo se realiza un briefing, o reunión previa, que siempre se da en la Base Operativa. Además del juicio crítico que siempre se hace al finalizar dicho servicio, aportando los errores que pudieran evitar en futuras intervenciones".

Finalmente, nos recuerda la importancia del trabajo llevado a cabo por los antidisturbios, que no solo se centra en las intervenciones violentas que muestra la serie: "sin olvidar que retrata especialmente a dichas Unidades como represivas, cuando la realidad es que ejercen multitud de labores más importantes y extensas que las que ha mostrado la serie".

Debemos tener presente que las historias mostradas en la serie, así como el trabajo llevado a cabo por los personajes, no retratan la forma de actuar de la UIP, tal y como recalcan Nicolás y los diferentes sindicatos policiales.

Antidistrubios (Movistar+)

Comentarios