jueves 2/12/21
Investigación

COVID-19: una pesadilla sin fin

Después de dos años de pandemia, y aunque la cosa vaya a mejor, debemos aprender a convivir con este virus
Captura de pantalla 2021-10-14 a las 15.30.07

Tras finalizar varios días en la UCI por COVID-19 y regresar a casa, la pesadilla no termina. Diferentes estudios e investigaciones ofrecen resultados sobre las secuelas que provoca el virus en el organismo incluso una vez ya ha superado esta enfermedad.

De un centenar de pacientes, el 87% de ellos sufría un síntoma, por lo menos, sesenta días después de superarlo. Con esto nos damos cuenta de que esta dura enfermedad nos seguirá dañando por mucho tiempo después de haberla superado.

A continuación podemos ver un articulo de CNN sobre una mujer que ha tenido que aprender a vivir con los síntomas de este virus: "Vivir con síntomas de Covid-19 que persisten durante más de un año: la historia de Karla Monterroso"

Síntomas más frecuentes

  • Fiebre
  • Tos
  • Cansancio
  • Perdida de gusto y olfato
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Molestias y dolor corporal
  • Dificultad para respirar
  • Diarrea
  • Dolor en el pecho
  • Pérdida de movilidad o del habla
  • Erupción cutánea

Sistema cognitivo 

Los problemas cerebrales son una de las consecuencias más graves de la COVID-19. Las alucinaciones y los accidentes vasculares mortales podría ser más habitual de lo que se creía hasta ahora. Han sido 43 los pacientes hospitalizados debido a una infección por el coronavirus. Otra de las consecuencias tras pasar este virus es la fibrosis pulmonar, la cual provoca la cicatrización del tejido pulmonar, volviéndose así más grueso y duro, dificultando la respiración.

Sistema respiratorio 

Los síntomas más detallados por ser frecuentes son la astenia, disnea y la debilidad, por la que sufren un cansancio extremo o una sensación de asfixia. Es tanta la gravedad que algunos pacientes llegan a tener pesadillas e incluso síntomas de depresión o inseguridad.

Hablando en una visión más general, debemos tener en cuenta que, aunque la mayoría de las personas mejoran al pasar varias semanas de estar enfermas, experimentan afecciones posteriores a la COVID-19. Por lo que sabemos, existe un amplio abanico de nuevos síntomas y problemas de salud que aparecen después de al menos cuatro semanas del contagio.

image

Niños y adolescentes

Se ha notificado diferentes síntomas a largo plazo en los niños tras pasar el virus, de una forma u otra, incluyendo a niños que han presentado el síndrome inflamatorio multisistémico. Los síntomas más destacados, similares al de los adultos, son el cansancio, los problemas de concentración. dolor muscular, tos, etc. La información disponible sobre las afecciones es muy limitada. Por lo que, en muchas ocasiones, existen niños a los cuales les resulta difícil explicar lo que están experimentando y que manifiesten síntomas comunes en los grupos de jóvenes.

Vacunación

El Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestra un aumento de españoles que consideran que la vacunación contra la COVID-19 debe ser obligatoria. Esta proporción pasa de un 47,7% a un 48,9% en tan solo un mes. A este porcentaje podemos sumarle un 32.6% que piensan que es conveniente obligar al personal sanitario, personal de residencias mayores y a las personas que tienen relación directa con el público a vacunarse. Un 24,6% piensa que la vacunación contra la COVID-19 no es necesaria y que no habría que obligar a nadie a vacunarse.

En España, la campaña de vacunación avanza lentamente, el 78% de la población tiene su pauta completa, mas de 37,8 millones de personas han recibido al menos una dosis (79,8% de habitantes) y más de 377.000 personas han podido recibir una tercera dosis.

 

Un 45% de la población mundial ya tiene al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19. Según el Ministerio de sanidad, la incidencia en España ha subido por décimas y se sitúa en 40,85 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que suma 2.248 nuevos casos y 57 fallecimientos.

Italia se ha convertido en el primer país de Europa que exige el certificado COVID a todos su trabajadores. Existe una cifra entre 1 y 3 millones de personas que se niegan a vacunarse. Por lo que, tendrán que averiguar por sí mismos un test para poder acceder a su puesto de trabajo y si no ceden, tendrán que marcharse a casa sin cobrar.

 

Comentarios